Compartir
Publicidad
Publicidad

El sol intenso del verano es peligroso para la vista de los niños

El sol intenso del verano es peligroso para la vista de los niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los especialistas en óptica nos cuentan que aún no estamos concienciados de la lo vulnerable que es nuestra 'vista', y esto porque a pesar de que los ojos de los niños son 20 veces más sensibles que la piel, sólo uno de cada 50 niños utiliza una protección adecuada durante el verano.

Parece que en general estamos sensibilizados hacia los problemas que origina una inadecuada exposición de rayos ultravioleta en la piel, sin embargo nos descuidamos de proteger nuestros ojos, y los de los más pequeños. Desde el Colegio Oficial de Ópticos Optomestristas de Catalunya (COOOC), nos ofrecen estos consejos para el cuidado de los ojos de los niños:

  • Es fundamental que los niños utilicen gafas de sol y sombrero o gorra con visera delantera.

  • Debemos explicarles a nuestros hijos que nunca miren directamente el sol, aun con las gafas puestas.

  • No es recomendable que los niños jueguen al sol entre las doce de la mañana y las cuatro de la tarde, ni siquiera aunque lleven protección.

  • La arena refleja hasta el 15% de la radiación solar, por lo tanto la playa es un lugar dónde tendrmos especial cuidado.

Algunas de las consecuencias de no proteger bien la vista a edades tempranas pueden ser quemaduras solares, alteraciones agudas de la córnea, lesiones degenerativas y quemaduras agudas en la retina. En casos graves, y más a largo plazo, pueden aparecer patologías como cataratas (primera causa de ceguera reversible), degeneración macular asociada a la edad (DMAE) o pterigion, un crecimiento anormal de tejido sobre la conjuntiva y la córnea que produce irritación ocular y sensación de cuerpo extraño

Por otra parte el Instituto de Consumo de Extremadura, en publicación de hace tres años informa de que ‘la legislación europea considera las gafas de sol como EPI (equipo de protección individual), y las somete a una normativa que establece las exigencias de calidad que han de reunir para obtener la marca CE’

Es necesario por lo tanto entender que unas gafas de sol pueden proteger contra las radiaciones dañinas, y que este aspecto es más importante que el diseño.

Consejos para acertar en la compra:

  • Las gafas infantiles deben estar homologadas y llevar la marca CE (Conformidad Europea) como estándar mínimo de calidad.

  • La adquisición en establecimiento sanitario de óptica es garantía de cumplimiento de parámetros de seguridad y calidad.

  • La etiqueta de las gafas debería llevar el nombre del fabricante y proveedor; y el producto llevará incorporadas las instrucciones para almacenamiento o limpieza, así como advertencias sobre su uso durante la conducción o para la observación directa del sol.

En la edad infantil la vista aún no está completamente desarrollada. El cristalino es la parte del ojo que ejerce de filtro, y antes del primer año de vida deja pasar el 90% de la radiación UVA y el 50% de la UVB, que llega directamente a la retina, lo cual puede provocar daños a corto y largo plazo.

De ahí la importancia de insistir en la utilización de gafas de sol para los niños, y de indicarles claramente (una vez compradas) de que no son un juguete sino un instrumento para la protección de su salud.

Imagen | plasticrevolver en Flickr Vía | FAROS Hospital Sant Joan de Déu Fuente | Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Catalunya En Peques y Más | La importancia de usar gafas de sol apropiadas (y II), Moda infantil inspirada en la mitología griega, ¿Vigilamos la vista y el oído de nuestros hijos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos