Compartir
Publicidad
Publicidad

El proyecto CESAR de la ESA, INTA e INSA destina el uso de cinco telescopios a fines educativos

El proyecto CESAR de la ESA, INTA e INSA destina el uso de cinco telescopios a fines educativos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Peques y Más nos gusta hablar de Astronomía y estamos especialmente atentos a todas las iniciativas que tengan que ver con la creación de vocaciones científicas especializadas. Así que la noticia de que la ESA, el INTA e INSA destinen cinco telescopios a fines educativos no podíamos dejarla pasar por alto.

Y es que las tres instituciones han firmado un acuerdo de colaboración en educación para que los estudiantes de secundaria y universitarios españoles y europeos puedan utilizar desde sus aulas uno de los radiotelescopios de la Agencia Espacial Europea (ESA) en España además de otros cuatro más aportados por la ESA, el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) y la empresa pública Ingeniería y Servicios Aeroespaciales (INSA). La iniciativa se llama proyecto CESAR (acrónimo en inglés de Cooperación a través de la Educación en Ciencia y Astronomía Espacial) y acaba de ser presentado en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) de la ESA y que está en Villanueva de la Cañada, en Madrid.

La antena VIL-1 de 15 metros de diámetro y que funciona desde 1974, es el radiotelescopio de la ESA que se utiliza para los proyectos Herschel y XMM-Newton. Permite observar las galaxias más lejanas en luz infrarroja y en rayos X y el objetivo es investigar el origen del universo.

Además, los dos telescopios ópticos de CESAR permiten detectar el mismo tipo de luz que ve el ojo humano. Estos están en la estación de la NASA de Robledo de Chavela (Madrid) y en Cebreros (Ávila). Cebreros es una de las tres antenas de que dispone la ESA en todo el mundo para comunicarse y controlar sus misiones interplanetarias y telescopios espaciales más alejados de la Tierra.

Una de las cuestiones más apasionantes es que como todos los telescopios son robóticos los alumnos podrán controlarlos desde sus aulas gracias al software desarrollado por los científicos e ingenieros del proyecto CESAR. Las conexiones se realizarán utilizando Internet por lo que la gestión la pueden realizar los centros escolares de cualquier parte del mundo. Además parece que está previsto incluir más categorías de usuarios como las Agrupaciones astronómicas amateur, los Astrónomos profesionales y las llamadas Redes de alerta que identifican cambios en el espacio como la aparición de supernovas.

El objetivo es que junto con sus tutores los estudiantes podrán realizar observaciones astronómicas nocturnas y solares, y descargarse los datos correspondientes para un análisis posterior. Además el proyecto permite realizar colaboraciones en las que grupos de alumnos desarrollen nuevos o mejoren los programas de control de los instrumentos.

Ahora el reto es crear acuerdos con centros educativos españoles y de toda Europa. En la actualidad tanto la ESA como INSA e INTA ya realizan colaboraciones con instituciones educativas. Además los estudiantes europeos recibirán información actualizada sobre las oportunidades que se ofrecen en el programa CESAR a través de la página de educación de la ESA.

Me parece una iniciativa estupenda para promocionar la divulgación de la astronomía entre los chavales aunque el reto fundamental es conseguir hacer carrera con los jóvenes estudiantes que tienen en este proyecto una palanca sobre la que conseguir un trabajo con una altísima especialización técnica.

Más información | Agencia Espacial Europea Más información | Educación con la ESA Más información | El proyecto César. Perspectivas educativas y científicas (pdf) Imagen | Agencia Espacial Europea

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos