Compartir
Publicidad
Publicidad

El niño pedigüeño

El niño pedigüeño
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

A todos los padres nos ha pasado lo mismo, nos hemos ido de compras y a la vuelta nuestro hijo nos pregunta que le hemos traído o cuando hemos ido toda la familia de compras nuestro hijo nos insiste en que le compremos un determinado juguete, una chuchería o algo con lo que se ha encaprichado, cada vez que salimos de compras, da la impresión de que sea un niño pedigüeño.

La verdad es que se comprende la actitud de los niños, hasta que no cumplen unos 7 años no comprenden el concepto del dinero, ni saben que las cosas no se pueden coger, si no que hay que pagarlas. Tampoco saben lo que cuesta ganar el dinero, creen que es algo que para los padres es fácil de obtener, ven que compras cosas y que simplemente con entregar una tarjeta de plástico ya te las puedes llevar y nunca se va a terminar.

Nosotros los padres tenemos la responsabilidad de frenar ese deseo de querer todo lo que ven, debemos enseñarles que el dinero es algo limitado, nuestra actitud frente al dinero también será de gran ayuda. Hay padres que derrochan y no miran por la economía de la casa y esto el niño lo ve, adquiere una conducta de menos responsabilidad y no le da importancia al valor de las cosas. Aunque tampoco quiere decir esto que seamos huraños con nuestros hijos, siempre debemos tener un equilibrio con relación a nuestra economía y nuestra responsabilidad. Debemos intentar educar a nuestro hijo con los valores del ser, más que en los del tener, intentar enseñarle los valores del cariño y del amor como algo verdaderamente importante.

En cuanto a sus posesiones, sus juguetes, sus libros, etc., enseñarle a que las cuide, la filosofía de “está roto, compro otro nuevo” no es la más acertada, debe comprender el valor de las cosas.

De vez en cuando, explicarle cómo viven otros niños que son pobres y que no tienen la suerte de tener lo que él tiene y además con este concepto podemos enseñarle a ser solidario, un juguete que no usa, un pantalón que se le ha quedado pequeño, lo puede usar un niño necesitado. Estos valores le serán beneficiosos cuando crezca para que su comportamiento sea compasivo y comprensivo para con los demás.

Podríamos estar hablando de muchas cosas que tienen como base inicial el dinero y de cada una sacaríamos una gran cantidad de temas que se ramifican, lo más importante es que cada tema que tratemos sea con responsabilidad y buen hacer para que el niño no mezcle conceptos y el día de mañana sea una persona loable.

Más información | Sólo Hijos Más información | Mundo Hogar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos