Compartir
Publicidad
Publicidad

El calor ya está aquí y con él los helados de todos los veranos

El calor ya está aquí y con él los helados de todos los veranos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Peques y Más nos gusta disfrutar del verano comiendo helados, son muy apetecibles mientras vas vestido con el bañador, por la playa o la piscina, dando lametones al helado. Porque el helado es un fantástico alimento debido a sus múltiples beneficios: fortalece la masa ósea, ayuda a controlar la tensión arterial y son una fuente de vitamina B, fósforo y proteínas de alta calidad.

Para ayudar a elegir los mejores helados que se ofrecen en el mercado o recordar muchos de los helados que hemos comido en nuestra infancia, el artículo de Sufridores en Casa es una buena opción. En esta ocasión realizan una comparación de dos marcas clásicas de helados que se pueden consumir en España. Se trata de uno de sus habituales juegos de apostar por cada una de las marcas, cada autor elige la suya, y se puede votar y participar. La recopilación es espectacular, está el que tenía forma de mano y de pie. Los de cucurucho, los que eran blancos como la leche y los que tenían decoración en el exterior. Además enumeran los múltiples helados que además de nutritivos incluían una oferta de ocio para que los niños jugaran con ellos durante o después de consumirlos.

En casa nos gusta comer los de tarrina aunque a la peque le encantan los de hielo. Le gusta porque se suben por el contenedor apretando y mientras los va consumiendo se le va quedando el líquido en el fondo y que le entusiasma bebérselo por su frescura y sabor. Aunque uno que ya peina canas cree que el sabor de los Magnum es impresionante y que con esta línea la marca ha alcanzado una madurez y elegancia que quizá identificaron cuando fabricaban la Comtessa en los ochenta o incluso antes cuando nos comprábamos los helados al corte. Parece mentira que aquellos cortes de barra hayan perdido terreno ante los nuevos formatos como las tarrinas y el uso de las cucharas.

Porque cuando éramos pequeños nuestras madres nos ponían los helados al corte, sólo había de cuatro sabores y uno de ellos recopilaba todos los demás: chocolate, nata y vainilla. Cuando nos los daban entre aquellas galletas el objetivo era dar lametones y disfrutar con el sabor de la galleta y del helado que mordíamos o chupábamos a toda velocidad para que no se cayera nada.

Y como no todo son marcas o productos que sacamos de la nevera, hay que recordar la oferta de las grandes cadenas de restauración de comida rápida como McDonalds y Burger King que ofrecen una gran variedad de helados para llevártelos de paseo o consumir después de tomarse una hamburguesa en familia.

¡Me han entrado unas ganas enormes de comer helado!

Más información | Sufridores en casa En Peques y Más | Danone lanza Yolado, Kalise lanza el helado Monster High Imagen | Ken Lund

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos