Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Dónde está el pan que los niños deberían traer bajo el brazo?

¿Dónde está el pan que los niños deberían traer bajo el brazo?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un dicho popular dice que los niños vienen al mundo con un pan bajo el brazo, esto hacía referencia a una mejor situación económica con la llegada de un bebé, pero, totalmente lo contrario, en lugar del pan, lo que deben traer son las facturas que se han de pagar, pero olvidémonos de las bromas, la realidad es que para los padres tener un hijo supone un gasto de una media de 34.992 euros (sólo durante los primeros años de vida, pues ya sabemos que cuanto más crecen, mayor es el gasto).

Este gasto varía en función de la provincia y del status social, pero la media se encuentra en torno a la cantidad que antes hemos señalado. Un estudio elaborado por la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CACUU), muestra que lo mínimo que los padres se gastan por año asciende a 7.132 euros, cifra que la economía familiar siente especialmente sobre todo cuando se trata de sueldos que superan tímidamente los 1.000 euros. Hipoteca, alimentación, ropa, transporte, etc., todos los gastos más el que representa un hijo no son afrontados adecuadamente con sueldos que oscilan en torno a una media sobre los 1.366 euros en el caso de la provincia de Huelva. Según dicen, el sueldo medio español se encuentra en torno a los 1.500 euros (repetimos "según dicen") pero esta cantidad sigue siendo precaria, de ese dinero se destina al pago de una hipoteca en la mayoría de los casos unos 700 u 800 euros o incluso más. Añadiendo todos los gastos cotidianos y los gastos extras, no es de extrañar que la natalidad haya descendido tanto en nuestro país.

Las ayudas que se proporcionan en España son realmente precarias y sólo se contemplan durante el primer año de vida del bebé, hay que tener en cuenta que los gastos se duplican. El coste, por ejemplo, de la alimentación de un bebé, supone un aumento de hasta 1.700 euros del primer año al segundo. Si se tuvieran que analizar detalladamente todos los aspectos, muchas parejas se replantearían el tener hijos y seguramente la natalidad española descendería aún más.

Fomentar la natalidad no pasa sólo por unas pomposas ayudas de 300 euros al año, son muchos los aspectos que las instituciones y el propio gobierno deben considerar si realmente desean elevar la natalidad. No se tienen hijos porque no se quiere, sino porque no se puede.

Más información | Huelva Información Más información | Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios En Bebés y más | ¿Aumento de la natalidad en España? En bebés y más | Noticias sobre natalidad En Bebés y más | Noticias sobre ayudas para fomentar la natalidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos