Publicidad

¿Disfrazas a los niños en Halloween? Consejos para comprar productos seguros

¿Disfrazas a los niños en Halloween? Consejos para comprar productos seguros
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Estos días toca hablar sobre Halloween, pero sobre todo toca hablar de seguridad durante esta celebración que convierte la oscura tarde del 31 de octubre en un baile de color y alegría por las calles. El año pasado comentábamos que cualquier artículo (desde disfraces hasta dientes de pega, pasando por líquido rojo simulando sangre) dirigido a menores de 14 años, se considera un juguete, y como tal se le aplica la legislación correspondiente.

Es muy importante verificar el etiquetado CE, que existan advertencias de uso, y una serie de aspectos que se detallan más en esta entrada. Es tan importante, que no podemos obviar las recomendaciones ni siquiera si los niños se empeñan en comprar artículos sin garantías de uso. A mí me pasó hace un año con el niño mayor, y me alegro de haber insistido y haberme mantenido, porque también es importante que aprendan sobre consumo.

Ahora la Confederación de Consumidores y Usuarios nos indica algunas de las irregularidades que han encontrado en diversos comercios de Valencia y Madrid

En el mercado hay productos que podrían estar fuera de la legislación, e incluso podían poner en riesgo la salud de los consumidores, especialmente si se trata de niños. Conviene pues que nos fijemos bien durante el momento de la compra, y que no nos descuidemos pensando que “total sólo lo utilizarán unas horas”, puesto que (por ejemplo) un sombrero con partes punzantes, puede originar heridas en la cabeza.

Atención a las posibles irregularidades

  • Ausencia de etiquetado o etiquetado incompleto o incorrecto en disfraces, máscaras, pelucas, maquillaje, etc.

  • Venta de lentillas decorativas sin la correcta supervisión de personal cualificado para ello. Además, contaban con un etiquetado incorrecto.
  • En máscaras, ausencia de orificios de ventilación en boca y nariz.
  • 
Presencia de cordones en la zona de cuello con una longitud superior a la permitida, tanto en disfraces como en capas.
  • 
En sombreros, presencia de partes punzantes.
  • 
Flechas con ventosas que se desprenden con facilidad y pueden ser ingeridas.
Disfraces Halloween 2

Recomendaciones de CECU para la compra de disfraces y complementos

  • El etiquetado de los disfraces debe incluir nombre y marca del producto, datos de identificación del fabricante, importador o distribuidor, instrucciones y advertencias de uso y el marcado CE.
Además, para evitar el riesgo de estrangulamiento, la norma prohíbe que haya cordones o cuerdas en la zona del cuello en los disfraces para menores de siete años y que sean de una longitud superior a 7,5 centímetros para los mayores de esa edad

También es importante verificar que el disfraz está realizado con materiales no inflamables. Los disfraces de adultos deberán incluir un etiquetado completo y en castellano conforme a la normativa de prendas textiles.

  • Al comprar una máscara, es fundamental comprobar que los orificios (ojos, nariz y boca) tengan aberturas de un tamaño adecuado para evitar riesgos de asfixia. También debemos verificar que incluyan un etiquetado completo y en castellano y que tanto las pelucas como las máscaras estén realizadas con materiales no inflamables.

  • En el etiquetado del maquillaje (especialmente si va a ser utilizado por niños) deben figurar los componentes o ingredientes del cosmético, con la finalidad de evitar posibles alergias, y, en español, las precauciones e instrucciones de uso.

En cuanto a las lentillas decorativas (sin finalidad correctiva) deben venderse en establecimientos que dispongan de profesional cualificado y verificar que incluyen un etiquetado adecuado en nuestro idioma
  • Se deben extremar las precauciones en los complementos destinados a los niños (arcos con flechas, pistolas, sombreros, diademas...), comprobando que no tienen partes punzantes ni piezas pequeñas que puedan desprenderse con facilidad y ser tragadas.

Por último se recuerda la importancia de comparar precios en distintos establecimientos y adquirir aquellos que reúnan y cumplan todas las condiciones de seguridad y etiquetado. También hay que guardar el tique de compra o la factura para poder reclamar si aparece algún problema.

Por mi parte comentaros que todo esto es más sencillo si compramos con un poco de antelación, porque tendremos tiempo de leer etiquetas, comparar y decidir. Y sí que pueden acompañar los niños, siempre que tengan claro de antemano que les exigís a estos productos, y en consecuencia qué NO vais a comprarles.

Imágenes | Steven Depolo , USAG- Humphreys
Más información | CECU
En Peques y Más | Se acerca Halloween: una fiesta que ya tiene pocos trucos. Pero el trato es celebrarlo con seguridad

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir