Publicidad

¿Dejáis que vuestros hijos escojan los libros que van a leer?

¿Dejáis que vuestros hijos escojan los libros que van a leer?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Dice el escritor Neil Gaiman que no hay malos autores de literatura infantil, y que son los menores los que deben escoger sus lecturas; esta es la única manera de que decidan qué contenidos les gustan más, y de que aprendan a discernir cuáles son los relatos que están realmente bien estructurados.

Gaiman ha escrito libros para adultos y para niños, habiendo sido galardonado con numerosos premios internacionales. Aquí conocemos una de sus obras convertida en Película: “Los mundos de Coraline”, a través de la que se evidencia un buen conocimiento del mundo infantil.

El autor no se muerde la lengua al afirmar que no en pocas ocasiones, son los adultos los que son capaces de destruir el amor por la lectura de los pequeños, al juzgar sus estilos literarios preferidos, o anteponerse a sus gustos. Nosotros os habíamos dado algunas orientaciones para descubrir ‘qué leen los niños preadolescentes’. pero recordad que son solo eso: consejos. Por lo tanto es conveniente contar con los niños cuando vamos a la librería, o el día semanal de visita a la biblioteca.

Incluso con el mayor (que tiene 10 años), intento por todos los medios que sea el que escoja cuando toca renovar los libros en préstamos; si no puede venir por el motivo que sea, escojo dos o tres volúmenes de temáticas diferentes (entre ellos alguno de terror, que es lo que más le gusta), y se los dejo en el escritorio de la habitación que comparte con su hermana. Pero no le obligo a leer lo que se me ha ocurrido coger para él, ni le disuado si en lugar de preferir un libro de historia, se entretiene con un cómic. Digo 'incluso', porque tiene más intereses fuera de la dinámica familiar (como estar más tiempo jugando con sus amigos).

La lectura (y más si es en libros de papel), puede llegar a desprestigiarse seriamente, así que no es necesario que lo pongamos más difícil. Sólo nuestros hijos pueden escoger los libros que más les gusta (nos pasa también a nosotros ¿verdad?). Además en caso en que realmente se trata de lecturas con contenidos inadecuados porque van dirigidos a edades superiores, podemos hablarlo con ellos, y exponerles nuestros motivos, dándoles alternativas.

En definitiva se trata de no disuadir a nuestros hijos de que lean, no vaya a ser que lo tomen demasiado en serio, y se pierda un buen lector potencial.

Imagen | K.B. Owen Vía | The Guardian En Peques y Más | A pesar de que se ha reducido el hábito lector en los niños, estamos a tiempo de recuperar la lectura por placer y diversión, Esto es lo que podemos hacer los padres para que nuestros hijos mantengan el interés por la lectura

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios