Compartir
Publicidad

¿De verdad será la jornada partida la solución a la falta de conciliación laboral y familiar?

¿De verdad será la jornada partida la solución a la falta de conciliación laboral y familiar?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La subcomisión o grupo de trabajo para el estudio de la racionalización de Horarios, la Conciliación de la Vida Personal, y Laboral del Congreso de los Diputados, ha realizado un informe proponiendo que se establezca la jornada partida en las escuelas, teniendo en cuenta que resulta imposible la conciliación, puesto que horarios laborales y escolares no coinciden.

Además del nombre del grupo de trabajo - que me parece larguísimo -, me llama la atención que en lugar de facilitar que la tan manida "conciliación laboral y familiar" llegue a ser un hecho, se promulgó una nueva Reforma Laboral hace año y medio, que coloca a los trabajadores en franca situación de desigualdad. Y ahora resulta que como no hay conciliación, la solución es partir la jornada escolar.

Una jornada escolar que ya es partida en algunas Comunidades Autónomas, aunque al parecer la continua había "ganado terreno". También habíamos visto en Peques y Más, que la jornada continua, aún siendo la ideal en caso de que los niños puedan contar con la presencia de su familia al llegar a casa (o de que se presten los servicios complementarios desde el propio colegio a un precio asequible), puede presentar algunos inconvenientes Sin embargo la propuesta de volver a la jornada partida, no viene motivada por recomendaciones de expertos en educación: esas que cuentan que a última hora de la mañana de cinco horas se rinde poco, y en cambio el nivel de atención sube de nuevo después de comer. Sino que llega en un intento de dar respuesta a las familias con niños cuyos padres que trabajan por la mañana y por la tarde, o en jornadas muy largas de trabajo; sin embargo hacer que los niños se adapten a los adultos puede dar muy malos resultados.

Malos porque a diario vemos peques que deben acudir a la Escuela Matinal, después quedarse al comedor, y como nadie puede recogerlo a las 17 horas, se debe hacer uso de las extraescolares, de la Vespertina, o de las Escuelas Infantiles que ya han diversificado sus servicios con el fin de atender estas necesidades. Entonces ¿cómo y cuándo se relacionan estos niños con sus padres cuando son pequeños, y cuándo juegan al aire libre con sus iguales?

A vueltas con la Reforma Laboral

Desde mi punto de vista (y que me disculpen los que organizan el país), primero se debería haber pensado en el bienestar de la familias con niños, entendiendo que los peques necesitan a sus padres para crecer (¡si la familia es en la actualidad en primer grupo en el que socializamos!), y a partir de ahí empezar a establecer medidas para que los padres puedan estar el máximo tiempo con ellos. Cuando ya tuviéramos esto resuelto, sería el momento de pensar en jornadas escolares.

El informe elaborado por este grupo del Congreso, refleja claramente que la última Reforma Laboral, ha sido criticada por personas expertas: aporta mucha flexibilidad a la empresa, permitiendo que el empresario distribuya a lo largo del año de manera regular el 10 por ciento de la jornada de los trabajadores, y que - sólo cinco días antes - estos tengan el derecho de conocer horario, concreción y día de comienzo. Bueno, los inconvenientes de esta Reforma una vez implantada, ya habían sido previstos antes de su entrada en vigor, ¿no?.

Resulta también que en 2004, se aprobó una Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, en virtud de la cual se adquirían algunos derechos, que con esta Reforma Laboral se ven modificados. Hablamos de la acumulación de jornada por guarda legal en jornadas completas, o la aplicación de las condiciones de trabajo previstas en los convenios de ámbito superior que afectan a la jornada, horario, régimen turnos o distribución de tiempo.

Según los estudios realizados por CC.OO., un 40 por ciento de las empresas están ampliando la jornada laboral pactada, fundamentalmente en sectores como servicios financieros y administrativos, comercio y el sector público, donde son mayoritarias las mujeres

Para este grupo perteneciente al Congreso, es necesario avanzar hacia medidas de conciliación y corresponsabilidad, eso, y que la Inspección de Trabajo tenga control sobre los convenios colectivos (aquí tendrían trabajo para dar y regalar).

Por cierto, sabed que se ha hecho un llamamiento de la Comisión Europea para que se llegue a un consenso en el incremento de la jornada máxima legal en todos los Estados miembros. Lo que dudo es que países como el nuestro puedan llegar a consensuar, puesto que el punto de mira de nuestro sistema productivo está puesto en "la producción" y no en las personas.

Con este panorama, y en lugar de pensar en disfrutar de los niños, no extraña que haya padres que piensen en "quién va a atender a sus hijos" cuando ellos no estén, y deban hacer malabarismos con el tiempo libre de que disponen.

Conciliación

También se propone

Marco de horarios comerciales

Dónde comerciante y empleadas / os tengan derecho a conciliar su vida personal, familiar y laboral, respetando el equilibrio entre los distintos formatos comerciales: se propone la puesta en marcha de reformas en este sentido. ¿Se referirán a esos trabajadores que acaban a las 22 horas en la superficie comercial? ¿y a los que deben ir el domingo a atener al público, mientras otros padres pasean junto con sus hijos?

Se propone a su vez la reducción progresiva de la jornada laboral dado que, en ocasiones, distintas intervenciones y ponentes han defendido la existencia de un horario laboral homogéneo con salida máxima a las 18 horas, al igual que ocurriría si las administraciones públicas aplicasen el Plan Concilia, aprobado en 2005

Horarios y contenidos en la televisión

El trabajo elaborado, también ha recogido "la necesidad de que las televisiones adelanten los horarios de emisión de los informativos, para conseguir adelantar sus horarios 'prime time', antes de las 23.00 horas"; a la vez que se pide erradicar los contenidos sexistas que contribuyen a la perpetuación de estereotipos en el rol de la mujer. Se pretende que se adopten las medidas para la equiparación en la toma de decisiones en aspectos domésticos y familiares del hombre y de la mujer.

Empresas familiar y socialmente responsables

En opinión de las personas que forman parte del grupo de trabajo, "sería positivo que fuera recompensada la inversión de empresas que invierten en ampliación de permisos parentelas, flexibilidad horaria, o servicios de escolarización infantil". Y se propone la elaboración de un listado orientativo de medidas eventualmente bonificables o recompensables en beneficio de estas.

Ahora que ya hemos hecho un repaso a las propuestas de esta subcomisión (o grupo de trabajo), recordamos que no consideran adecuada la jornada continua para la conciliación, ni la igualdad de género, ni para atender las necesidades de los menores. Y remarcan "es necesario adaptar tanto los horarios, como las vacaciones y el resto del calendario escolar a las jornadas de trabajo". Otra vez con lo mismo, ¿es que a alguien le parece lógico (ya sé que es lo que tenemos, pero seamos críticos) que sean los niños los que se adapten al trabajo de sus padres?. ¿Nadie ha pensado que los pequeños necesitan la referencia y la guía de sus progenitores?

También se indica que se debe ampliar la oferta de servicios complementarios o extraescolares (¿mas?), incluyendo servicios escolares en vacaciones. Según ellos, esto sería clave para una adecuada conciliación, necesaria amenos hasta los 12 años… cuando los menores ya tienen más autonomía. O sea: mientras son pequeños que los cuiden otros, a partir de los 12, ya lo pueden hacer solos… entiendo, pero apoyar para que las familias puedan ocuparse de sus hijos, flexibilizando a favor de los trabajadores, eso ¿se le ocurre a alguien?

En cualquier caso, el informe será aprobado previsible por la Comisión de Igualdad mañana mismo, estaremos atentos.

Y es que cuando se puede escoger, se puede estar más a favor de una u otra jornada, se pueden analizar ventajas e inconvenientes… lo malo es no tener posibilidad ni siquiera de pensar "qué nos convendría más", porque tus horarios laborales, no van a coincidir de ninguna forma con los del cole, entonces lo único que se puede hacer es contratar distintos servicios (o echar mano de la familia extensa, si se tiene cerca) para que los niños estén atendidos; eso, o dejar el trabajo y buscar otro, pero la última opción me temo que cada vez es menos asequible, tal y como está el panorama.

Imágenes | USAG- Humphreys, Steve Polyak Vía | Europa Press En Peques y Más | Como afecta la reforma laboral en la conciliación de la vida familiar, Todos los derechos de los trabajadores para conciliar la vida familiar y laboral

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos