Publicidad

¿De quien es responsabilidad que una niña de 14 años desfile en pasarelas internacionales?

¿De quien es responsabilidad que una niña de 14 años desfile en pasarelas internacionales?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Comentábamos aquí que una profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, aseguraba que en los últimos tiempos se ha producido una aceptación social del papel de mujeres que en realidad son niñas. Esta aceptación proviene sobre todo de niñas / mujeres que han adquirido fama, y a la que otras admiran; la visión del fenómeno puede estar y mantenerse distorsionada si no reflexionamos acerca del desarrollo infantil y de las posibles consecuencias de interrumpirlo permitiendo que niños y niñas se comporten como si fuera mayores.

Recordé esto que os cuento arriba cuando me encontré en Trendencias Moda esta noticia sobre la modelo de 14 años Roos Abels que ha desfilado en la Milán Fashion Week para Prada. Los límites parecen estar difusos porque al igual que ocurrió con Thairine Garcia y Ondria Hardin que debutaron para Marc Jacobs con 14 y 15 años; a parte de la industria de la Moda no parece importarle que haya niñas desfilando con ropa de adulto, y dando una imagen de lo que no son.

Normativa tampoco existe, y si la hay son iniciativas muy concretas como la del Consejo de diseñadores de moda de América, que desde 2011 prohibe expresamente que aparezcan modelos de menos de 16 años sobre las pasarelas

Está por otra parte el asunto de la edad mínima establecida para poder participar en espectáculos públicos (y un desfile de moda lo es), en España son los 16 años, aunque se puede autorizar la participación de niños más pequeños si no supone peligro para su salud física o su formación profesional y humana.

Si hay un organismo que tramita la posible autorización, es por que los padres lo han solicitado (aunque sea a petición del diseñador). Es por eso que más allá de la ambición de quien trabaja en la moda, los progenitores son los responsables últimos del menor, y sin los que su permiso no sería posible que alguien de esa edad realizara estas actividades. Pero es que si hay consumo de espectáculos de moda con modelos que aún soy niñas, es porque hay demanda, o porque la misma se pretende crear, con lo que finalmente todos pueden llegar a tener algo de responsabilidad, desde el público, hasta los maquilladores o peluqueros.

Con 16 años me parecen pequeñas, así que imaginaos con 14, y no sólo por las consecuencias que ello pueda tener en su desarrollo, es también porque hay muchos intereses en juego, y finalmente podría ser que aun queriendo tenerlo todo bajo control, ni los padres ni ellas mismas tuvieran margen de decisión en determinados aspectos.

roos_abels_2.jpg

Ni Abel, ni Garcia ni Hardin, son las únicas que desfilan con menos de 16 años, pero puede que si no se llega a acuerdos sobre la edad mínima, la tendencia se consolide. No pongo el grito en el cielo por niños pequeños que puntualmente participan en espectáculos públicos, pero formar parte de la industria de la moda puede implicar desde perder amigos del Instituto, hasta no residir en tu casa más que uno o dos meses al año, pasando por tenerse que “alejar” de abuelos o primos (con un poco de suerte sus padres las acompañaran). No creo que eso sea lo mejor para un adolescente por mucho dinero y fama que llegue a tener, y sí, nos podemos consolar pensando “total dentro de 4 años ya tendrá 18”, ¿pero a que precio?

Para terminar, por supuesto que otra de las pegas que veo a esta “moda” de modelos súper jóvenes, es que lleguemos a distorsionar la percepción de un cuerpo “normal” (si es que este adjetivo se puede aplicar aquí) de mujer, y no ya porque las modelos suelen estar (muy) delgadas, sino también porque una adulta no tendrá jamás cuerpo de adolescente, porque ya no lo es.

Lo que se está cuestionando en definitiva no es que sean modelos (hay modelos de ropa infantil ¿no?) sino que lo sean para firmas de ropa de mayores, ya que las exigencias serán mayores en este caso.

Vía | Trendencias, ELLE NL.

En Peques y Más | La hipersexualización de la infancia puede convertir a las niñas en objetos sexuales, Las niñas reciben el mensaje de que han de ser imposiblemente bellas desde muy jóvenes, y después se dan contra un 'muro', "Haven": la revista australiana familiar que ha desatado la polémica. ¿Qué connotación negativa tiene esta foto?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir