Publicidad

Dalí consiguió en su infancia una prodigiosa técnica del dibujo sobre la que construyó su universal genialidad

Dalí consiguió en su infancia una prodigiosa técnica del dibujo sobre la que construyó su universal genialidad
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace algunos meses escribíamos en Peques y Más sobre la Exposición de Dalí en el Museo de Reina Sofía de Madrid. Como imaginábamos, la exposición fue un completo y total éxito entre el público nacional e internacional con todas las edades representadas entre los 700.000 asistentes. Y es que todos acudieron seducidos por su extraordinaria técnica, su genio inmortal y su capacidad de provocar en toda su obra. Y los niños disfrutaron porque muchos de ellos seguro que han sentido la atracción y la fascinación por Dalí y a algunos les marcará durante toda su vida.

Salvador Dalí y Domenech nació en Figueras en Gerona el 11 de mayo de 1904. Los momentos vividos en su infancia y en su adolescencia le sirvieron de inspiración y de base para las obras que realizó a lo largo de su vida. Y es que desde que era pequeño pasaba los veranos en Cadaqués, un pueblo pesquero que sin duda le llenó de paisajes ricos y hermosos como la llanura del Ampurdán, la costa catalana llena de olivares, los escarpados acantilados y el viento de la tramontana sobre el que recientemente publicaron un vídeo fascinante ligándolo con el surrealismo.

A Dalí su infancia le dio ambición, carácter exhibicionista, deseos caprichosos, demanda de muchos mimos y también la necesidad de llamar permanentemente la atención. Al parecer esta actitud estuvo condicionada por la muerte de su hermano Salvador con dos años de edad y su nacimiento posterior a ese trágico momento. Dalí dijo sobre esto que "a él le quisieron lo justo y a mi me quisieron demasiado". Dalí cuenta que a los seis años quería ser cocinero y que a los siete quería ser Napoleón.

Dalí fue muy precoz en la pintura y el dibujo y nunca chocó con la oposición de su padre, un eminente notario de Figueras con una fuerte personalidad. A los doce años, e inspirado por el pintor impresionista Ramón Pitchot y amigo de la familia, se matriculó en la clase de dibujo de Núñez, un artista académico que influyó en la pintura de Dalí y en la que aprendió a experimentar y a dominar la técnica.

A los trece o catorce años ya practicaba con pinceles y con capas de pintura obteniendo interesantes relieves aunque para conseguir todavía una mayor sensación de profundidad pegó piedras a sus cuadros y luego las pintaba por encima. El padre de Dalí contemplaba atónito los cuadros que representaban atardeceres y en los que las nubes eran guijarros de diferentes tamaños. Al parecer las piedras se despegaban y caían sobre la mesa haciendo decir al padre que "del cielo de nuestro hijo no caen más que piedras". En esta edad, los catorce y quince años, llegó también su descubrimiento y aprendizaje de los clásicos: Velázquez, Goya, El Greco, Durero, Miguel Ángel y Leonardo que presentaba en la sección Los grandes maestros de la pintura dentro de la revista Studium que fundó con unos amigos y que se publicaba en papel de embalar.

Así que creo que toda la base de la extraordinaria obra de Dalí se apoya en su capacidad para saber dibujar, para entender y dominar la técnica, para ser libre de experimentar (en casa y en la escuela). Y también para animarse a crear y a imaginar, a conocer, estudiar y entender a los clásicos para pasárselo estupendamente el resto de su vida viviendo su exhibicionismo y convirtiéndose en un artista universal proclamando:

Cada mañana, cuando me levanto, experimento una exquisita alegría, la alegría de ser Salvador Dalí, y me pregunto entusiasmado: “¿Qué cosas maravillosas logrará hoy este Salvador Dalí?”

Para finalizar este artículo dejo unas palabras dedicadas a Dalí por Fernando Arrabal, otro genio que también merece nuestra atención:

"Dalí, a la edad de seis años, cuando creía ser una niña levantó la piel del agua para ver a un perro durmiendo a la sombra del mar"

En Peques y Más | La exposición de Dalí en el Museo Reina Sofía de Madrid Más información | Suma Cultural Imagen | Lolita

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir