Publicidad

Cuál ha sido la evolución del escritorio de trabajo en los últimos años

Cuál ha sido la evolución del escritorio de trabajo en los últimos años
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La evolución del escritorio de trabajo (evolution of the desk) es el vídeo que se puede ver más abajo y que presenta cuál es el impacto que tiene la tecnología en nuestras vidas a lo largo del tiempo. Especialmente las de los padres que crecimos yendo a la sección de informática de El Corte Inglés en los años 80 para conocer de cerca los IBM, los ZX81, los Spectrum ¡de teclas de goma!, los Amstrad y los Commodore. En casa de mis padres tenía un escritorio parecido, aunque mucho más pequeño, en el que metía el Spectrum, una televisión en blanco y negro, el radio cassette para reproducir las cintas de musicassette, los A-Z que eran unos archivadores enormes para guardar apuntes, la calculadora, la de mi escuela era la HP28S, un bote para meter lápices y bolígrafos, algún recorte pegado en la pared y una silla con ruedas giratorias para facilitarme desplazarme. Unas veces jugaba y la mayoría estudiaba durante horas mientras sonaban los discos, en formato LP, en el tocadiscos, al que me tenía que levantar para cambiar la cara.

Ahora todas esas cosas las puedes llevar en un ordenador con conexión a Internet o en un móvil o tableta repleto, como se puede ver en el vídeo, de aplicaciones: juegos, estudio, apuntes, vídeos, contenidos diversos, enciclopedias, música, etc. Todo cabe en cualquiera de estos dispositivos que además han eliminado artefactos como la impresora o el fax. Evolution of the desk es una iniciativa del Harvard Innovation Lab y da un poco de miedo porque en el camino se han perdido muchas cosas, muchas formas de hacer y mucho romanticismo que nuestros hijos no conocerán y no se lo creerán ni aunque se lo contemos.

Ahora la pregunta no es: ¿cómo ha cambiado tu escritorio? Porque seguro que es parecido a esto que se ve, sino ¿cómo le cambiará a nuestros hijos?

En mi opinión apuesto por los dispositivos que se puedan llevar, con conexión permanente, y con una tableta que permita ver las cosas un poco más grandes. Y mucho gesto de las manos para poder interactuar con los dispositivos. Y estudiar/trabajar en cualquier sitio, falta poco para hacerlo en el coche que circula solo.

Vía | Luis Lepe
Imagen | luvi

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir