Compartir
Publicidad

Consideraciones sobre la seguridad de los niños dentro del hogar (VI): estar atentos para evitar ahogamientos

Consideraciones sobre la seguridad de los niños dentro del hogar (VI): estar atentos para evitar ahogamientos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy quería dedicar el capítulo referido a la prevención de accidentes infantiles dentro del hogar a la asfixia por ahogamiento o cuerpos extraños alojados en las vías respiratorias. Es muy importante que conozcamos las terribles consecuencias de que nuestro cerebro deje de recibir oxígeno, de hecho ya comentábamos el verano pasado que la Organización Mundial de la Salud estima en 5000 personas de entre 0 y 19 años, la cantidad de fallecidos por ahogamiento, y esto es cada año.

Por otra parte, y además de poder causar la muerte, estos hechos pueden ocasionar graves daños cerebrales. El pasado mes de diciembre, en nuestra doble entrevista sobre Primeros Auxilios, Julia y Eva nos contaban que en los casos de asfixia por cuerpos extraños en la tráquea, el tiempo de que se dispone para actuar es de tres minutos. Así pues la prevención es importantísima. Los accidentes son acontecimientos fortuitos que no suelen depender de nuestra voluntad, sin embargo dotar a nuestro hogar de condiciones para que no sucedan, si que depende de nosotros. No obstante y junto a nuestro sentido común, y la educación que proporcionamos a nuestros hijos, debe establecerse un ambiente para que los más pequeños aprendan a conocer por sí mismos los límites, y por lo tanto a autoprotegerse.

Para evitar ahogamientos en casa los niños no pueden quedarse solos en la bañera, porque incluso con poco agua es posible que suceda incluso lo más imprevisible, si tenemos jardín tampoco dejaremos recipientes grandes llenos de agua, y si hay piscina deberá estar vallada (recordad que las cubiertas no son seguras).

Y si no queremos llevarnos un susto evitaremos que se puedan asfixiar o estrangular guardando las bolsas de plástico (hacerles un nudo al guardarlas nos da seguridad) y poniendo fuera de su alcance cualquier objeto pequeño que despierte su curiosidad y quieran llevarse a su boca. No debemos dejar que lleven objetos al cuello mientras juegan (collares, bufandas, etc) para evitar que les aprieten si se engancharan.

En general es útil aplicar todas las recomendaciones que facilitamos, pero también volver a ver la vida con los ojos de un niño, para entender su necesidad permanente de descubrir el mundo, y estar a su lado para ayudarles a percibir los riesgos desde ambas perspectivas (adulto y niño).

Me quedan aún por abordar dos temas en esta larga serie: se trata de los accidentes más frecuentes según la franja de edad y la conveniencia de que los peques se queden solos en casa. Seguimos en unos días.

Imagen | oddharmonic en Flickr En Peques y Más | Consideraciones sobre la seguridad de los niños dentro del hogar, Primeros Auxilios en edad escolar (II), actuación ante heridas y obstrucciones de las vías aéreas: entrevista con Júlia Cucala y Eva Nuñez, Disfruta del agua y evita los riesgos, Guia para familias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos