Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para la correcta retirada del pañal en niños, dirigidos a padres, cuidadores y sanitarios

Consejos para la correcta retirada del pañal en niños, dirigidos a padres, cuidadores y sanitarios
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La empresa farmacéutica Ferring ha lanzado estos días una campaña divulgativa llamada ‘consejos para la correcta retirada del pañal en niños’, que está destinada a padres y cuidadores, guarderías y escuelas’.

Esta acción también pretende resultar de interés para médicos de familia, pediatras, urólogos y nefrólogos pediátricos, enfermeras y auxiliares, teniendo como objetivo dar a conocer las pautas correctas de la retirada del pañal que eviten problemas en el futuro del menor.

Según asegura el Dr. Carlos Miguelez, Urólogo Pediátrico de la Clínica Santa Elena de Málaga y del Instituto de Incontinencia Infantil, y uno de los artífices de la campaña, “hay una serie de principios generales que nos pueden orientar a la hora de retirar el pañal, pero no una norma fija pues cada niño es diferente, incluso en la misma familia”. La retirada del pañal en los niños es muy importante para su desarrollo tanto actual como futuro pues una incorrecta retirada del pañal puede provocarle infecciones, malos hábitos miccionales, e incluso una futura enuresis cuando el problema persiste más allá de los 5 años.

En general, el pañal suele retirarse de día entre los 2 y los 3 años de edad y de noche unos 2 a 6 meses después, es decir de 2,5 a 3,5 años. Para los expertos el verano es el mejor momento para intentarlo pues, al hacer menos frío, el niño puede estar sin pañales de manera más confortable y segura. De no conseguirse en el verano de los 2 a 3 años del niño, es mejor dejarlo hasta el verano siguiente.

Se debe buscar un WC adaptado al niño con una plataforma para que llegue bien o un orinal divertido y atractivo. En el caso de las niñas deben usarse, además, reductores de circunferencia. Todo ello para evitar que los niños tengan miedo de ir al WC estén incómodos o inestables En cualquier caso nunca adoptar acciones vergonzantes ni de castigo pues resulta mucho más efectivo recurrir a estrategias emocionales positivas, siempre con cariño, comprensión y mucha paciencia

Para el Dr. Miguelez, las consecuencias de una mala o inadecuada retirada del pañal son “en primer lugar que no se consiga el objetivo de retirarlo", aunque existen consecuencias negativas más importantes.

Entre estas se encuentra el miedo a ir al WC, disinergia o falta de relajación del suelo pélvico durante la micción, orinar con chorro entrecortado y de manera incompleta, dejando orina residual en la vejiga, retencionismo u orinar menos de cuatro veces al día, escapes por aguantar las ganas de orinar más de lo debido y, en general malos hábitos miccionales con posturas que impiden una micción relajada que pueden ocasionar patologías favorecedoras de infecciones de orina. Una inadecuada retirada del pañal también ocasiona persistencia de micción involuntaria durante el sueño o enuresis que, después de los 5 años, precisa tratamiento personalizado.

La campaña de retirada del pañal, patrocinada por Ferring, se ha puesto en marcha en toda España, y está apoyada por material informativo que se encuentra a disposición de los padres en centros de salud, consultas pediátricas, etc

Parece que los expertos coinciden en que ‘en caso de persistencia de escapes nocturnos más allá de los cinco años, y si el niño moja la cama más de cuatro veces al mes’, se debe consultar al pediatra para que diagnostique una posible enuresis. Este trastorno puede quedarse en una ‘enuresis monosintomática’ (sólo se tiene el problema de noche) o por el contrario tratarse de un ‘síndrome enurético’ (mojar la cama puede asociarse a síntomas durante el día, incontinencia o infecciones de orina).

Las consecuencias de no diagnosticar un Síndrome Enurético son importantes y bastante perjudiciales para la salud por lo que el niño necesita un estudio completo y un tratamiento especializado

La Enuresis Nocturna Monosintomática es más frecuente y menos complicada. Se calcula que en España afecta al 15 % a los 5 años, al 10% a los 7 años, al 5% a los 10 y al 1% a los 15 años.

Los efectos que puede producir este tipo de enuresis son la disminución de la calidad de vida, por disminución de actividades colectivas, de tipo personal, también disminución de la autoestima y aumento de sentimiento de vergüenza. Según cada caso y el tiempo de evolución pueden desarrollarse complejos e incluso disminuir el rendimiento escolar.

Me gusta la campaña por que trata con una cierta naturalidad el tema de la retirada del pañal en bebés. Yo lo considero parte del desarrollo de los niños, desde un punto de vista en el que prima el momento evolutivo de cada cual. Es decir es más importante como padres estar atentos a las señales de los peques (que indican que ya están preparados) antes que obsesionarnos porque tienen dos años y ha llegado el verano… esta combinación de factores a veces nos impulsa a ‘forzar’ que los niños hagan pipí fuera del pañal.

Es verdad que muchas veces nos dejamos llevar por el entorno, o estamos condicionados por guarderías y colegios. Pero son los niños los que ‘dejan el pañal’, si nosotros sabemos esperar el momento, los que más saben sobre cómo y cuándo ocurrirá son ellos mismos.

Imagen | Whatsername?, en Flickr Fuente | Ferring En Peques y Más | ¿Por qué se orinan los niños en la cama? es un libro del Dr. Ruiz de la Roja sobre la enuresis, Enuresis en niños de 5 a 7 años, Ayer se cambiaron pañales de tela en 250 ciudades del mundo para celebrar el Día de la Tierra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos