Compartir
Publicidad

¿Conoces los síntomas gastrointestinales que se asocian a una alergia alimentaria?

¿Conoces los síntomas gastrointestinales que se asocian a una alergia alimentaria?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos de los síntomas relacionados con la alergia a la proteína de leche de vaca (APLV) no generan sospechas cuando son considerados y tratados de forma aislada. De forma que no siempre hacen presuponer la existencia de un problema de fondo.

Cuenta Silvia de “Mi menú sin leche” que hay muchos niños que son diagnosticados tardíamente de su APLV, incluso cuando acuden a la consulta del pediatra para revisiones de rutina. Se trata casi siempre de alergias no mediadas por IgE, o de intolerancias, cuyos síntomas no aparecen inmediatamente tras la ingesta del alimento que provoca la alergia. Hace unos meses, ya dábamos la bienvenida al proyecto colaborativo CESA sobre alergias alimentarias, destinado a proporcionar formación para niños con alergias y sus padres, de gran interés debido a la desinformación con la que muchas veces se sale de la consulta del médico. Esta iniciativa pretende desarrollar herramientas y recursos que ayuden a conocer mejor la enfermedad, y tener mejor calidad de vida.

En este sentido, también podemos recomendar el blog de Silvia, con contenidos centrados la APLV (aunque también se tratan otras alergias alimentarias), y que parte de una experiencia personal. Es ella la que advierte de que en ocasiones llegan a pasar meses sin que un bebé llegue a ser diagnosticado, a lo que se debe sumar las dificultades para transmitir su malestar.

Además de la inflamación de mucosas como síntoma relacionado con las alergias alimentarias, existen otros síntomas gastrointestinales propios de una alergia, y es posible que si los padres del niño afectado no están atentos, pasen desapercibidos:

Alergia leche de vaca2
Ninguno de estos indicativos por sí solo tiene importancia y si los padres observamos alguno de manera causal generalmente no son motivo de preocupación para los pediatras que tratan a nuestros hijos, pero lo cierto es que un niño sano no tendría porqué tener ninguno de estos síntomas
  • Excesiva mucosidad que se elimina bien por el goteo continuo de la nariz o bien por las heces.

  • Gases tras las comidas y malestar estomacal (flatulencias y eructos) que pueden llegar a durar varias horas. En los niños de corta edad se observa la tripa abultada.

  • Lengua sucia y halitosis crónica.

  • Hipo frecuente, especialmente en los lactantes, así como vómito fácil.

  • Deposiciones frecuentes (3/día) o alternancia entre heces muy duras y blandas.

  • Heces con muy mal olor.

  • Inapetencia crónica, especialmente en niños menores de 5 años, o rechazo continuo del biberón en los lactantes.

  • Heces que incluyen trozos de alimentos enteros, es decir sin digerir.

  • Sensación de quemazón en la boca del estómago, lo que puede traducirse en regurgitaciones de ácido gástrico en los bebés lactantes

Cabe destacar que las familias con miembros alérgicos a alimentos, deben realizar un esfuerzo extra a la hora de comprar alimentos, que pasa por el estudio de cada etiqueta en el caso de alimentos envasados, teniendo en cuenta que no siempre son tan claras como se desearía. Y que cuando son niños los afectados, además los padres deben participar junto a los colegios en la escolarización segura.

Por eso es tan importante (de cara a conseguir el bienestar de los pacientes) que cuenten con información fiable que les ayude tanto a encontrar el diagnóstico cuanto antes, como a afrontar la alergia. Eso, y un mayor compromiso por parte de los profesionales, tanto en el diagnóstico temprano, como en la evaluación y tratamiento de sintomatología en el marco de la alergia alimentaria padecida.

Imágenes | cheeseslave, Andy Eick Vía | Mi Menú sin Leche En Peques y Más | ¿Se puede prevenir la aparición de alergias en los niños?, ¿Sabemos cómo se sienten los niños alérgicos a alimentos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio