Publicidad

Con un ingenioso invento 'háztelo tu mismo' John Howell y su hijo se hacen invisibles

Con un ingenioso invento 'háztelo tu mismo' John Howell y su hijo se hacen invisibles
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

John Howell es profesor de Física en la Universidad de Rochester (muy cerca del Lago Ontario) y decidió hacer, con la ayuda de su hijo Benjamin de 14 años de edad, un sistema óptico muy simple aunque con un efecto de camuflaje muy eficaz y muy barato. La ejecución del experimento la realizan dos personas en el vídeo de más abajo y es muy divertida y está muy bien realizada. En primer lugar no se puede ver una parte del niño y después no se puede ver una parte del otro protagonista.

Para los que tengan interés en saber cual es el truco, porque todo esto siempre tiene truco, es que se juega con unos espejos, que se pueden ver en la imagen. Gracias a estos espejos y al que se ve en el plano frontal se puede conseguir que justo las personas que se colocan detrás del espejo, levemente inclinado, no se pueden ver en el reflejo lo que asegura la invisibilidad. Además conviene fijarse en las rayas de la pared para darse cuenta de que no son continuas. En todo caso es un experimento muy divertido, sencillo y que enseña la reflexión de forma inmediata.

Según se puede leer en YouTube el experimento incluía tres construcciones de bajo coste para aceptar el desafío de simular un mecanismo de camuflaje barato, sencillo y eficiente

El primer dispositivo era de plexiglás y agua, el segundo utiliza cuatro lentes de 3 dólares (3 euros aprox.) y el tercer dispositivo, que es el que se puede ver en el vídeo y que al parece también utilizan los magos, utiliza espejos de bajo coste. En total el profesor se gasto unos 150 dólares (poco más de 100 euros) en el material del proyecto. Además, Howell indicó que el dispositivo, aunque tiene algunos inconvenientes, por ejemplo, que sólo funciona de frente, es escalable a grandes dimensiones. ¡Lo queremos ver!

El vídeo lleva casi 300.000 reproducciones en YouTube. Es un ejemplo de cómo la ciencia puede ser enseñada de forma fácil y atractiva a los peques y que hacerles participar en los experimentos incrementa su conocimiento y estimula su imaginación.

Vía | José Miguel Rodríguez Más información | Howell Research Group

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio