Compartir
Publicidad
Publicidad

Comprar, guardar y preparar frutas y verduras frescas con seguridad

Comprar, guardar y preparar frutas y verduras frescas con seguridad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde Zona Pediátrica nos traen algunos consejos para comprar y manipular de forma segura alimentos crudos como frutas y verduras. Cuando hace calor es especialmente importante tener mucho cuidado a la hora de prevenir intoxicaciones alimentarias, por eso he querido acercaros estas recomendaciones.

Frutas y verduras actúan como alimentos reguladores que proporcionan vitaminas y minerales, pero las primeras son más energéticas por contener mayor proporción de hidratos de carbono. La dieta debe enriquecerse con verduras crudas y cocidas, fruta fresca, frutos secos y legumbres, pero cuando se trata de productos frescos tendremos especial cuidado al comprar, guardar y preparar.

Consejos para la seguridad de frutas y verduras frescas:

A la hora de comprar:

  • Adquirir productos que no estén golpeados o dañados. Conviene que nos aseguremos de que los frescos no han estado guardados mucho tiempo.

  • Al seleccionar frutas o verduras ya cortadas (medio melón o sandía, habas sin vaina, etc.) estas deberían estar refrigeradas o cubiertas con hielo. Diría yo que con la excepción de que las hayamos visto cortar delante nuestro, o que se trate de una tienda de barrio conocida, en la que gestionen bien el género y conozcamos las normas de almacenamiento.

  • Al transportar la compra hasta casa, no debemos mezclar en la misma bolsa frutas y verduras con carnes, pescados o mariscos.

Consejos de almacenamiento:

  • Las frutas y verduras frescas perecederas deben guardarse en frigorífico limpio a una temperatura de entre tres y siete grados centígrados. A mí además, me gusta taparlas o envolverlas en paños limpios de algodón, duran más y se evitan enmohecimientos.

  • Todos los productos previamente cortados se deben refrigerar.

Consejos de preparación:

  • Lavarse las manos antes de empezar.

  • Cortar las zonas dañadas de frutas y verduras frescas, aquellos productos que parezcan en mal estado deben desecharse.

  • Lavar todas las frutas y verduras antes de consumirlas o prepararlas, esto lo haremos incluso cuando vayamos a pelarlas.

  • Restregar la piel dura de algunas frutas y verduras, y secarlas antes de consumir, también ayuda a eliminar bacterias.

Ahora más que en ninguna época, nos apetecen estos productos frescos, y nuestro cuerpo lo agradece, pero es mejor que sigamos estas normas, al fin y al cabo se trata de nuestra salud.

Imagen | SaucyGlo Fuente | Zona Pediátrica En Peques y Más | ¿Qué posibilidades tenemos de ahorrar con la compra y la comida?, Acercar la alimentación saludable a los niños, permitiendo que ellos participen activamente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos