Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo podemos ayudar a los niños para que puedan disponer de autocontrol y liderazgo

Cómo podemos ayudar a los niños para que puedan disponer de autocontrol y liderazgo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los niños de cada generación tienen que responder a los retos del futuro y entre nuestros hijos estarán los líderes del mañana con capacidad de sacrificio, consecuentes y autónomos para tomar decisiones y autosuficientes. Recientemente hablábamos en Peques y Más de qué hay que fomentar en los peques el autocontrol o la autoestima aunque aún podríamos ampliar esta idea marcando comportamientos a actitudes que tenemos con nuestros hijos y que nos pueden desviar del objetivo o de la misión que les espera.

Los padres/madres, aunque el entorno también juega un papel fundamental, somos los principales bloqueadores e inhibidores de conseguir autonomía en nuestros hijos por eso la sobreprotección, muy sobrevalorada en mi opinión, tiene que moderarse para conseguir que los peques identifiquen y respondan ante los problemas a los que se enfrenta. Por ejemplo, aprender a defenderse en el colegio frente a sus compañeros, realizar sus deberes de forma autónoma, organizar su tiempo y entender las consecuencias de una acción y de una decisión.

Como comentábamos la autoestima se ha convertido en una palabra familiar que utilizan los profesores, los padres y los terapeutas y que el reto era aumentar la autoestima en los niños suponiendo que esto tendría en ellos resultados positivos. Sin embargo los peques tienen que aprender a entender lo que es un error, una derrota y responder ante la decepción causada. O sea, los niños tienen que caerse y aprender a levantarse. Por eso también hay que reflexionar sobre ofrecer y entregar recompensas por cada cosa bien hecha que hace el peque porque lo que podemos conseguir es que la acción tenga como único objetivo conseguir el premio más que realizar una acción con mayor alcance, recorrido y duración en el tiempo.

Los padres muchas veces cuando vamos al cine a ver una película infantil salimos encantados de lo que hemos visto en la pantalla y pensamos que eso es lo que tenemos que hacer y transmitir: valores, esfuerzo, sacrificio, pasión, emoción. Sin embargo nos quedamos a medio camino y tampoco nos convertimos en un buen ejemplo realizando prácticas que nuestros hijos hacen también suyas.

Estas cuestiones, sobre las que leo e intento adaptar y presentar aquí ampliando con mi experiencia, parece que son conceptos e ideas a las que les damos vueltas para justificar lo qué nos está pasando en la civilización occidental. Y es que es como si hubiéramos alcanzado un nivel en el que nos cuesta avanzar y una de las causas posibles es que al peque le hemos quitado muchas responsabilidades y disfruta de una gran cantidad de ventajas y apoyos desde pequeño. Habrá que ver cómo el tiempo permite explicar lo que está pasando y cuál es el futuro que nos espera.

Imagen | Andrés Ubierna

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos