Compartir
Publicidad

Cenas saludables para niños: tortilla francesa de cebolla y atún con tomatitos cherry al orégano

Cenas saludables para niños: tortilla francesa de cebolla y atún con tomatitos cherry al orégano
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Llevamos ya algunos artículos intentando dar ideas para que los peques cenen sano y rico. Hoy os traemos una receta muy completa, sencilla de elaborar y que es difícil que no guste a los niños, se trata de tortilla a la francesa con cebollita frita y atún y para acompañarla unos tomates cherry al orégano con aceite de oliva suave, le podéis añadir aceite virgen pero al ser más amargo suele gustar menos a los peques.

Para hacer esta cena debéis tener los siguientes ingredientes:

  • Dos huevos.
  • Una lata de atún en aceite claro.
  • Media cebolla pequeña dulce.
  • Cinco tomates cherry.
  • Orégano.
  • Aceite de Oliva Suave.
  • Sal.

En un bol partimos por la mitad los tomates cherry, sazonamos con sal, orégano, un chorrito de aceite de oliva mezclamos y dejamos reposar una media hora mezclando todo de vez en cuando.

Partimos la cebolla en trocitos muy pequeños y doramos a fuego lento en una sartén con poco aceite hasta que este blanda, escurrimos de aceite y apartamos.

En un plato echamos los dos huevos con un poco de sal y batimos hasta conseguir espuma así quedara la tortilla más esponjosa, una vez conseguido añadimos a los huevos una lata de atún claro con el aceite bien escurrido y la cebolla que hemos dorado previamente, mezclamos bien todo y en sartén con un poco de aceite bien caliente preparamos echamos la mezcla hasta que quede a nuestro gusto (más o menos pasada).

Emplatamos la tortilla con los tomates cherry macerados (le quitamos el caldo que hayan soltado para evitar que la tortilla se ponga blanda).

El atún es un pescado azul cardiosaludable. Es una fuente de proteínas y vitaminas del grupo B, que son buenas para el funcionamiento del sistema nervioso y del sistema de defensas. Por lo que se refiere a la cebolla tiene una potente acción contra el reumatismo, disuelve el ácido úrico, lucha contra las infecciones, ayuda a prevenir la osteoporosis, es antioxidante, protege el sistema cardiovascular, facilita el trabajo intelectual, mejora la elasticidad de las arterias y favorece la fijación del calcio en los huesos.

El tomate cherry tiene un alto contenido en vitaminas C y E, y carotenos, lo que convierten a ésta hortaliza en una importante fuente de antioxidantes. Para muchas personas, y en especial para los niños, es más apreciada esta variedad porque presenta un sabor menos ácido que el tomate tradicional y algo más dulce.

Como siempre esperamos que estas ideas de cenas saludables os gusten a vosotros y a los peques.

Imagen | Marcos López

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos