Compartir
Publicidad
Publicidad

Carta de Kelly a su hija: 'lo mejor que podrás hacer por mantener el interés de tu chico, es ser tú misma'

Carta de Kelly a su hija: 'lo mejor que podrás hacer por mantener el interés de tu chico, es ser tú misma'
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Querida hija: tú eres digna de interés por ti misma, y tu objetivo debería ser averiguar qué hay dentro de tu alma (un lugar inquebrantable que no se cambia a pesar de pérdidas o rechazos).

Me gustaría decirte algo acerca del chico que no necesitará que mantengas su interés, porque él sabrá que tú eres interesante

Estos son algunos de los párrafos que el psicólogo estadounidense Kelly M. Flanagan le ha escrito a su hija pequeña

Pero no sólo a ella, también a su propia esposa, a las mujeres adultas que ha conocido, y a la generación de niños que se convertirán en hombres, porque antes de que crezcan, alguien les debe recordar ‘qué es lo verdaderamente importante’.

Un episodio fortuito ha motivado una carta sincera, esperanzada y emotiva. El origen de todo fue una búsqueda en Google, y la comprobación de que el ranking de resultados lo ostentan las entradas sobre ‘cómo interesar a los hombres’. Es decir artículos sobre ‘cómo estar sexy’, o cómo ayudarles a ‘sentirse superiores’.

¡Madre mía! Que a estas alturas las chicas estén pensando en cómo gustar, en lugar de en crecer también por dentro y quererse mucho a ellas mismas… ¡Esto se me antoja un ‘deja vu’!

Ya hemos pasado por esto antes, pero ahora se deben buscar las relaciones recíprocas en las que las personas se admiren y se amen por su forma de ser, y se ayuden mutuamente a ser mejores.

La carta de Kelly a su niña

La misiva que este padre escribió, ha dado la vuelta por las redes sociales, y pretende transmitir que al final, lo mejor que ella podrá hacer por mantener el interés de su pareja, será ‘ser ella misma’.

  • No me importa que ponga los codos en la mesa, siempre y cuando ponga sus ojos en la manera en que tu nariz se frunce cuando sonríes. Y luego no pueda dejar de mirarte.

  • No me importa si no puede jugar golf conmigo, siempre y cuando pueda jugar con los hijos que le des y disfrute de cómo se parecen a ti.

  • No me importa que no persiga el dinero, siempre y cuando siga a su corazón y este lo lleve de vuelta a ti.

  • No me importa si es fuerte, siempre y cuando él te dé espacio para ejercitar la fuerza que hay en tu corazón.

  • No me podría importar menos si vota, siempre y cuando se levante cada mañana y te elija un lugar de honor en tu casa y un lugar para venerarte en su corazón.

  • No me importa el color de su piel, siempre y cuando él pinte el lienzo de vuestras vidas con pinceladas de paciencia, sacrificio, vulnerabilidad y ternura.

  • No me importa si fue educado en esta religión o en otra o en ninguna, siempre y cuando haya sido educado para valorar lo sagrado y para saber que cada momento de la vida y cada momento que pase contigo es algo profundamente sagrado.

Coincido con Kelly en que no sólo las niñas deben interiorizar este mensaje, sino también los chicos, porque el amor siempre debe partir del respeto y la valoración hacia la otra persona.

Imagen | David Steltz Vía | Bio Bio Chile Más información | Kelly M. Flanagan En Peques y Más | Las niñas reciben el mensaje de que han de ser imposiblemente bellas desde muy jóvenes, y después se dan contra un 'muro'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos