Compartir
Publicidad

Camino Soria para pasear por el Duero y la curva de la Ballesta en familia

Camino Soria para pasear por el Duero y la curva de la Ballesta en familia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el año 1987 toda la generación de padres/madres de mi edad vivió su particular Camino a Soria con Gabinete Caligari y su hermoso disco por el que el tiempo ha pasado estupendamente. Aquel disco lleno de canciones de amor, algo de chulería, austeridad y mucho polvo de los caminos castellanos sigue formando parte de nuestra memoria y es un lujo recordarlo.

El disco de Camino Soria era una historia de amor con versos tan espectaculares como: "Voy camino Soria, ¿tú, hacia dónde vas? Allí me encuentro en la gloria, que no sentí jamás. Voy camino Soria, quiero descansar, borrando de mi memoria traiciones y demás." Así que acordándome de Soria y de las obras inspiradoras de Gustavo Adolfo Béquer y Antonio Machado, me he puesto a buscar rutas para pasear con los peques por la ribera del Duero y me he encontrado una especialmente bella que seguro que muchos padres ya han realizado con sus hijos.

Y es que el río Duero pasando por Soria realiza una curva fantástica llamada de la Ballesta. Se trata de una zona de expansión para los sorianos y para todos los visitantes que al parecer está perfectamente preparada para caminar, pasear, disfrutar y aislarse por unas horas en familia.

En la curva de la Ballesta se pueden encontrar los Arcos de San Juan de Duero, San Saturio, San Polo, el Soto Playa, la sierra Santa Ana o parajes más lejanos como la Sequilla, Valhondo o Valdebecerro, aguas abajo camino de Los Rábanos. Todos estos lugares permanecen fuertemente arraigados en la cultura popular y aunque no se mencionan explícitamente en el disco de Gabinete estoy seguro de que cuando fueron por allí los músicos quedaron fascinados con el paisaje.

También he leído que los parajes próximos al Duero y a Soria no han cambiado con el tiempo porque el carácter rocoso, lo abrupto del entorno y la baja productividad de los suelos del entorno ha permitido mantener intacta la naturaleza en la zona. Además, junto a las orillas del río se posicionó la industria manufacturera que aprovechaba la energía producida por los molinos de agua. En la actualidad hay centros culturales, como el Museo del Agua o el Ecocentro, que ayudan al visitante a conocer mejor la realidad de cómo fue aquella zona.

He pasado muchas veces por Soria en coche y, huyendo de la circunvalación aburrida, he atravesado la hermosa ciudad castellana aún sabiendo que perdía tiempo aunque ganaba en entretenimiento y belleza del paisaje. Lo que más recuerdo, cuando pasaba en el coche de mi padre, era el puente de piedra, aún en vigor, que cruzaba el río por la N-234 y desde el que se podía ver a lo lejos San Saturio y más cerca el Parador Antonio Machado que se asoma al río y a los frondosos bosques de las orillas.

Soria es un territorio fantástico para descubrir en familia y recomiendo la excursión estos días de primavera por las orillas del Duero ahora que está especialmente caudaloso y hermoso.

Más información | Ayuntamiento de Soria Imagen | Natalia Arroyo, Maps Bing

Bing_Maps_Soria.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio