Publicidad

Calendarios de Adviento DIY que os van a encantar

Calendarios de Adviento DIY que os van a encantar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Me muero de ganas por empezar a hacer nuestro Calendario de Adviento de este año, y he escogido estos diseños tan requetebonitos que encontré husmeando por la red. ¡Ay! no sé con cuál quedarme, puede que lo consulte esta noche con la almohada, o puede que mi hija (opción más probable) decida unilateralmente que le gusta ese o aquel.

Arreglado el asunto de “¿cuál haremos?”, nos quedará hacernos poco a poco con los materiales, y ponernos allá por mitad de noviembre, “manos a la obra” para tenerlo listo puntualmente, como el año pasado (y los anteriores) el uno de diciembre.

La realización en sencilla en todos los casos, así que os daré unas breves nociones, porque cuanto más creativos seáis en variar o innovar, más disfrutaréis y el resultado será más a vuestro gusto

Con bandejas de horno

De esas que están hechas con silicona y sirven para hornear unas ricas magdalenas… Pues bien, la idea es escoger una que tenga suficientes orificios (24) y convertir cada huequecito en cajitas de sorpresas. Después recortáis a medida trozos circulares de cartulina de colores que hagan de tapa, y dibujáis sobre ellas los números (1 al 24, recordad el Adviento es la espera antes del nacimiento de Jesús), o podéis señalar con pegamento barra el contorno del numero y rellenarlo de purpurina, recortar números y pegarlos, etc. La idea la han encontrado en Cztery Katy.

Con vasitos de café

Calendario De Adviento Vasitos

De papel: os costará un poquito más, pero nada que no podáis solventar con un par de tardes calentitas en casa (si es que algún día se dignan a venir las bajas temperaturas). Conseguid 24 vasitos, hacedles un par de orificios en cada lado que coincidan para no desequilibrarlos, pasad cordón de rafia y decoradlos con ojitos móviles - en mercerías o tiendas de manualidades - , y botoncitos muy pequeños o bolitas aplastadas de plastilina, para pegar utilizáis cola blanca. Finalmente anudáis un cordón más consistente, en la foto parece alambre forrado, también valdría hilo de palomar (aunque queda más feo) o una trenza de hilos de lana, para sujetar los vasitos con pinzas de tender. Megan, de Balancing Home, es la artífice de esta propuesta.

Con envases de yogur

Calendario Adviento Envases Yogur

¡Qué recurso tan útil para tantas manualidades!, en mi casa no lo es porque hacemos yogur con yogurtera, pero reconozcamos que si hay gusto por este poste sabroso y saludable, se generan a la semana varios vasitos vacíos. ¿Es tu caso? entonces ves limpiándolos y reservándolos (necesitas 24, ya lo sabes). Una vez forrados y habiendo hecho una bonita tapa en papel charol (por ejemplo); serán el lugar secreto de las sorpresas, y el proceso es similar a las bandejas, sólo que en esta ocasión necesitáis un soporte para sujetarlos. ¿Cómo?, pues podéis vaciar el panel de corcho de la habitación de los niños, o comprar un cartón pluma de tamaño A 2 o A 3 (medid bien), una vez que lo tengáis claro claváis una chincheta o clavo finito y corto en el fondo del envase, sujetándo bien al soporte, como no pesarán mucho seguro que aguantan. Lo encontré en Alternatives Blog de Le Monde.

Con rollos de cartón cortos (como de WC)

Calendario De Adviento Rollos Cartón

Siguiendo el proceso que explicábamos aquí, podéis conseguir un bonito resultado, más aún si buscáis un papel especial para forrarlos (blanco brillante, plateado, dorado), y si dibujáis unas estrellas de nieve y número sobre otros papeles especiales (¿de regalo? ¿scrapbook?), que pegaréis sobre la cara que se ve del rollo. Como veis en la foto, han conseguido un acabado bastante tosco pero resultón, forrando el soporte con tela de arpillera, y colgando los rollos con cuerda de palomar, después se enganchan utilizando clavos pequeños para manualidades. Está en Broadview Heights.

Con pinzas de tender ropa

Calendario De Adviento Pinzas

Casi imprescindibles en el armario de manualidades, en esta ocasión te van a ahorrar más de un quebradero de cabeza, sólo tienes que pegarles los números (la plantilla viene en el blog que te reseño), y colgarlas (las 24) sobre un círculo de uno 15 o 20 centímetros de diámetro, que bien podría ser un regalo escondido para el final, envuelto cuidadosamente. Kirsty Wiseman es quien nos ha descubierto este último Calendario de Adviento que queríamos presentaros, y su sencillez nos ha cautivado. Además colgado en el pomo de una puerta facilitará a los niños que vayan soltando pinzas… sólo que si lo hacéis así, cuidaros que no tengan tentación de descubrir la sorpresa.

La pregunta es: ¿qué pongo como sorpresa en estos calendarios para cada uno de los días?, a vuestro aire. Quizás este post más antiguo os sirva, pero en general debéis pensar en el significado del Adviento y la Navidad en vuestra familia, evitar que siempre haya dulces, etc. Así: juguetitos, villancicos en sobrecitos para cantarlos, un bombón algún día, una figurita de belén, un rollo de papel de envolver regalos metalizado, para animar a hacer manualidades en vacaciones,… En el último, no tenéis que poner nada.

Y siempre siempre, acordaros de numerarlos...

En Peques y Más | Manualidad Navideña: árboles sencillos de bonito acabado

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir