Compartir
Publicidad
Publicidad

Cabinas en Roma para abandonar bebés no deseados

Cabinas en Roma para abandonar bebés no deseados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hay que tener agua en las venas para no conmoverse ante este depósito de bebés instalado en una calle de un barrio marginal de Roma.

Está ubicado en las puertas del Policlínico Casilino. Parece una cabina de teléfono, pero con la diferencia de que el cartel con la foto de un bebé y la frase "No lo abandones, confíanoslo a nosotros" en varios idiomas indica que allí se puede dejar al recién nacido no deseado. Tremendo, ¿verdad?

Concebidos con la misma idea de las Baby Box, son habitáculos con una cuna en su interior con un sensor de calor y peso donde la madre puede depositar al bebé en absoluto anonimato.

Hay una cámara que apunta a la cuna (en ningún caso se puede ver a quien deja al bebé) conectada al servicio de urgencias del hospital. Si alguien deposita allí a un bebé, salta una alarma para que un equipo de emergencias vaya a recogerlo.

Por un lado, es una seguridad para la supervivencia del bebé que estará allí a resguardo y enseguida alguien irá a rescatarlo en lugar de estar tirado en un contenedor de basura o una acera muriendo de frío.

Por otro, veo que a lo mejor tanta comodidad facilita la decisión a algunas madres.

De todas fomras, creo que quien toma esa desesperada decisión va a dejar al bebé en un sitio o en otro. Por lo menos aquí se les brinda la opción de hacerlo de una forma más higiénica y segura para el bebé.

Vía | El Mundo En Bebés y más | Baby Box, la polémica está servida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos