Compartir
Publicidad
Publicidad

Bonnet à Pompon se instala en la milla de oro madrileña con su primera flagship de 300 metros cuadrados

Bonnet à Pompon se instala en la milla de oro madrileña con su primera flagship de 300 metros cuadrados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bonnet à Pompon es una firma infantil española que acaba de aterrizar en el número 88 de la calle Lagasca de Madrid. Se trata de una flagship de 300 metros cuadrados repartidos en dos plantas. Desde fuera se puede percibir la esencia de la marca con una enorme fachada con un toldo de rayas y una bicicleta antigua con flores frescas auguran un interior que no dejará a nadie indiferente. En la tienda han trabajado el interiorista y arquitecto Lázaro Rosa- Violán que se ha encargado de habilitar el flagship junto a Alejandra Sánchez-Ramade, directora creativa y fundadora de la firma infantil.

Este espacio de Bonnet à Pompon se concibe como una casa solariega provenzal con claras reminiscencias a la infancia de la diseñadora y con varias estancias. La entrada está decorada con roperos altísimos y un papel pintado original inspirada en el siglo XVIII, en el salón hay una estufa sueca toile de jouy y cuadros vichy, el invernadero tiene pavimento de patio y está adornado con plantas y grandes cristaleras. En general se pueden disfrutar de amplios espacios donde prima una calma total y una perfecta armonía con un juego de colores suaves y con elegantes y delicados detalles. Como no podía ser de otro modo, la lavanda y su característico olor y color, están muy presentes en la tienda.

Bonnet a Pompon

En la boutique destacan los materiales nobles con armarios que parecen sacados de una casa de muñecas hechos a medida en madera lacada, mesas de estilo rústico, lámparas de diseño, azulejos azules pintados a mano en escaleras y tablones y estanterías que soportan escaleras infinitas. Los techos están completamente decorados con juegos de espejos y boiserie en blanco antiguo que junto con su gran altura, dan una impresionante amplitud.

En la planta de abajo está la colección de kids para niño y niña que incluye vestidos de lino, camisas de algodón con estampados geométricos, prendas de rayas y cuadros en colores pastel. También hay un imponente y elegante ascensor que nos traslada a la planta de arriba, donde encontramos la sala blanca, que expone la colección Baby y New Born con chaquetas de punto, detalles bordados en cuellos de camisas, estampados especiales.

La extensa colección de Bonnet à Pompon incluye prendas que van desde los 0 hasta los 12 años. Además, la firma que se caracteriza por cuidar cada detalle, ha querido dar un protagonismo especial al empaquetado utilizando etiquetas, papeles y cajas de regalo. La boutique tienen un espacio reservado en el que se pueden adquirir sombrereras de colores empolvados y forradas con estampado floral original del siglo XVIII. Con estas cajas de regalo, se ha querido hacer un guiño especial a Bonnet à Pompon, que quiere decir en francés gorro de pompón.

La tienda se concibe como un espacio pensado para pasar un tiempo agradable en familia y por eso no faltan los juegos como una enorme casita de muñecas, un correpasillos de estilo vintage que además están colocados en lugares estratégicos para que los peques puedan divertirse.

La impulsora de este precioso proyecto es Alejandra Sánchez-Ramade que quiere que esta tienda transmita emociones, sensación de hogar, belleza y mucho valores atemporales de una marca como la calidad, el diseño y la innovación. Cada colección está compuesta por una completa línea de niña y niño, desde la primera puesta hasta los 12 años. Además, de su recién inaugurada flagship en Lagasca, la firma cuenta con otra tienda en la calle Ayala. Sus colecciones se pueden adquirir a través de su renovada página en Internet y en numerosos puntos de venta repartidos por España. Alejandra es madre de tres niños, tiene una gran pasión por el diseño y en su decisión para lanzar su proyecto contribuyeron su familia y sus escapadas a Francia.

Como comentábamos al principio en la tienda ha trabajado Lázaro Rosa-Violán que se describe a sí mismo como un cazador de estilo y con una gran habilidad para reinterpretar iconos del diseño, un sentido estético con plena conciencia cultural y con amplios conocimientos técnicos. La ambientación de Alejandro aporta una sensación de lujo e intemporalidad con un manejo exquisito de los detalles de mobiliario ofreciendo unos interiores armoniosos que destacan por su confort.

Esperamos poder pasarnos pronto por esta magnífica tienda y disfrutar de su espacio. Le deseamos a Alejandra muchos éxitos y estoy seguro de que se convertirá en un lugar de referencia para encontrar la mejor moda de los más peques.

Más información | Bonnet à Pompon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos