Publicidad

Ashley será siempre una bebé. Un caso polémico.

Ashley será siempre una bebé. Un caso polémico.
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Ashley es una niña estadounidense de nueve años que nació con una lesión cerebral que actualmente presenta una edad mental de un bebé de tres meses.

Ha saltado a los medios de comunicación este fin de año por la decisión de sus padres de frenar su crecimiento para facilitar sus cuidados y prevenir las complicaciones que eso causaría.

El tratamiento aplicado por los médicos a petición de los padres consistió en la extirpación del útero de Ashley con la finalidad de impedir la futura menstruación y los senos incipientes, con la objetivo de que no se sienta incómoda cuando yace boca abajo.

Además le han administrado altas dosis de estrógeno las cuales, según Gunther y Diekema "inhiben el crecimiento y avanzan rápidamente la maduración de las placas epifisiales, lo cual redundará en la atenuación permanente del tamaño del cuerpo". Las placas epifisiales son las áreas de crecimiento de los huesos de los niños. Las intervenciones quirúrgicas y químicas comenzaron cuando la niña tenía tan sólo seis años de edad.

El caso ha despertado una polémica que ha llevado a los padres de Ashley a abrir un blog donde cuentan la historia de la pequeña y justifican la aplicación del tratamiento “A quienes les preocupa la dignidad de Ashley podemos decirles que retendrá más dignidad en un cuerpo que sea más sano, más cómodo para ella y más adecuado a su estado de desarrollo", escribió el padre de la pequeña.

Vía | El Tiempo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios