Compartir
Publicidad
Publicidad

Aprender a comer: pautas para la alimentación correcta

Aprender a comer: pautas para la alimentación correcta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Actualmente con el estilo de vida que llevamos todos podemos comprobar que comemos mal y en exceso. Nuestro ritmo de vida ha hecho que hayamos sustituido la dieta mediterránea tradicional por otra rica en grasas animales. Esto nos ha llevado a estar situados en Europa como los más obesos, aumentando los problemas cardiovasculares, diabetes, hipertensión y otras enfermedades asociadas a la mala dieta y que cada vez surgen a edades más tempranas.

Por poner un ejemplo, hace poco la Sociedad Asturiana de Medicina de Familia y Comunitaria ha publicado datos dónde el Principado supera las tasas medias nacionales tanto en obesidad como en sedentarismo, siendo las mujeres mayores de 45 años y los niños los dos colectivos en los que el aumento del sobrepeso ha evolucionado de forma alarmante.

Por todo ello los expertos en nutrición llevan ya varios años intentando que aprendamos a comer. Sus recomendaciones son llevar dietas personalizadas que se ajusten a las necesidades de cada uno, es decir, no solo es importante conocer las calorías de los alimentos sino que ello incluiría una regularidad en los horarios en la comida (muchas veces nos saltamos las comidas por falta de tiempo), comer despacio y sin televisión, evitar el picoteo entre horas y por supuesto no llevar dietas restrictivas y desequilibradas para perder peso que luego conllevan atracones.

Los expertos quieren dejarnos muy claro que no existen dietas milagro que permiten comer todo lo que se quiera, es decir, que para perder peso lo primero es ponerse en manos de un endocrino o nutricionista que nos diga en función de nuestro peso y constitución, si debemos perder kilos y si es así, que debemos comer. Cualquier dieta debe hacerse bajo la supervisión de un médico.

Casi la mitad de los españoles sufre sobrepeso de ellos más del 16% son niños de entre 6 y 12 años, las recomendaciones están muy claras, se debe practicar algo de ejercicio. Si no podemos intentar caminar a buen ritmo bajándonos un par de paradas antes de ir al trabajo, al cole y al volver a casa. Y además hacer nuestra dieta mediterránea rica en verduras, legumbres, fruta, pescado, con baja ingesta de azúcares.

Cuidémonos y enseñemos a los pequeños de la casa a comer como es debido para que tengan una vida sana.

Imagen | temporalata

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos