Publicidad

Antibióticos: en Estados Unidos se siguen recetando para curar infecciones respiratorias de origen viral

Antibióticos: en Estados Unidos se siguen recetando para curar infecciones respiratorias de origen viral
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Que quizás la población en general toma más antibióticos de lo que serían estrictamente necesarios no se le escapa a nadie, y que solo son útiles frente a las bacterias (no tienen nada que hacer contra los virus) es algo que sabemos, aunque hacemos como que no (o algo parecido).

Y no sólo la población, porque a veces son los médicos los que los recetan innecesariamente, aunque como veremos después, conocer el origen de una infección puede no ser tan fácil. El caso es que en el último número de Pediatrics, se publica un meta análisis de estudios entre 2000 y 2011 que relacionan la prevalencia bacteriana en infecciones del tracto respiratorio con la administración de antibióticos. Son datos de Estados Unidos.

Las investigaciones estudiadas en el meta análisis, incluyen datos de población pediátrica (hasta los 18 años), y se estima que en un 27,4 por ciento los pacientes presentaban enfermedades infecciosas cuya causa probable era alguna bacteria. Hablamos siempre de afecciones de el tracto respiratorio e infecciones de oído; y se señala la dificultad para pediatras para distinguir si la causa es un virus o una bacteria, puesto que no existen demasiadas herramientas prácticas, además de la prueba rápida del estreptococo en infecciones de garganta.

Sin embargo, y a la vez que los médicos demandan más herramientas de diagnóstico para utilizar en consulta, es necesario que se comparta con las familias, y se las haga partícipe de una idea que puede ser clave: “las infecciones suelen ser autolimitadas si la causa es un virus, por lo que además de tratamiento para paliar síntomas, poco más se puede hacer que esperar”. Eso y tomar decisiones basadas en la evidencia y la práctica clínica, que es lo que ya hacen nuestros profesionales.

Por eso considero que la responsabilidad es compartida, porque los padres a veces elevamos nuestras expectativas de curación de forma exagerada, y eso no sólo puede traducirse en presión hacia los profesionales sanitarios, si no hacia el proceso de la enfermedad. Digo esto último porque en ocasiones se considera como curada una infección respiratoria, y esto puede ocasionar sobreinfecciones.

La cuestión es que según el artículo de Pediatrics titulado “Bacterial Prevalence and Antimicrobial Prescribing Trends for Acute Respiratory Tract Infections”, se están prescribiendo antibióticos en un casi 57 por ciento de las consultas por las llamadas IRA (infecciones pediátricas respiratorias agudas). Os habréis dado cuenta de la diferencia en la estimación del origen bacteriano y la dispensación de medicamentos que sólo actúan frente a bacterias.

Seguro que recordaréis que la OMS ya nos ha advertido de que ya hay siete bacterias responsables de infecciones graves que son resistentes a antibióticos, y una de las causas es una forma incorrecta de prescribir y administrar dichos medicamentos. Y de esto conviene que todos seamos conscientes.

Imagen | Javier Pincemin.

Vía | Academia Americana de Pediatría.

Más información | Pediatrics.

En Peques y Más | La Asociación española de pediatría de atención primaria advierte que nuestros niños están sobremedicados, Administrar el medicamento en cucharaditas o cucharadas puede dar lugar a errores en la dosis

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir