Publicidad

Antes de ofrecer chucherías a un niño alérgico, comprueba bien la composición (y pregunta a sus padres)

Antes de ofrecer chucherías a un niño alérgico, comprueba bien la composición (y pregunta a sus padres)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No sé si recordaréis este post dónde os presentábamos este blog gestionado por la mamá de un niño con alergia a la proteína de leche de vaca, ella es Silvia, y dese Mi Menú sin Leche ofece muchísima información y consejos útiles dirigidos a papás y mamás que se encuentran en su misma situación.

Os traigo esta entrada suya dedicada a tres marcas de chucherías que fabrican productos cuidadosamente elaborados y exentos de elementos alérgenos. La intención del artículo no es tanto resaltar las golosinas que son aptas para niños alérgicos, como destacar que incluso con estos 'alimentos' se debe tener cuidado cuando se trata de un problema de salud como las alergias. Por lo tanto, mucho cuidado al ofrecer chuches si entre los niños se encuentra un alérgico. Además de las marcas que Silvia en base a su experiencia resalta (Miguelañez, Fiesta y Chupa Chups), habrá otras que ofrezcan golosinas dulces y saladas con seguridad. Es muy importante leer bien la composición y descartar las que incluyan 'trazas de...' (por supuesto las que directamente indiquen la presencia de un ingrediente no apto). Siempre que tengamos dudas podemos preguntar directamente al fabricante.

En estos casos es más importante que nunca preguntar a los padres o al propio niño (según la edad que tenga), como muestra de respeto hacia los hábitos de la familia, y para prevenir situaciones no deseadas.

Está claro que las chucherías no son necesarias, porque desde el punto de vista nutricional no aportan ningún beneficio. El consumo de ellas en casa debe ser decidido por los padres, que de forma consciente deben asegurar unos hábitos de alimentación saludables. Aquí ya hemos contado que respecto a todos estos alimentos que solo aportan calorías vacías, podemos seguir (como indica Julio Basulto en 'Se me hace bola') la estrategia de 'no negar, no ofrecer', y sobre todo no tenerlos por la cocina si no queremos incentivar el consumo.

Para niños alérgicos, y para los que no lo son, siempre podemos hacer las chuches en casa, no como costumbre sino para darle un valor especial al hecho de compartir el proceso con nuestros hijos. Este es solo un ejemplo, también se debe tener cuidado con los ingredientes básicos, no vaya ser que alguno de ellos esté contraindicado.

Imagen | feel-the-silence Vía | Mi menú sin leche En Peques y Más | ¿Son saludables las golosinas que no provocan caries?, Dulces Laly ofrece repostería tradicional y natural para toda la familia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir