Compartir
Publicidad

Amamanta mientras trabajas

Amamanta mientras trabajas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si tienes que volver a tu puesto de trabajo, puedes hacerlo perfectamente y para nada tienes que abandonar la lactancia natural si no lo deseas, es más, el trabajo no debe ser un impedimento para que tu bebé continúe tomando la preciada y beneficiosa leche materna. De hecho la legislación de nuestro país y la legislación europea protegen este derecho tan beneficioso para el bebé, amamantar aunque trabajes.

También existe la opción de extraer y conservar la leche materna sin ningún problema y que un familiar dé el biberón al bebé, con esto queremos decir que es más importante la alimentación de tu hijo que el trabajo y que éste no debe servir de excusa para abandonar la tan beneficiosa lactancia materna. Hay que pensar en el bebé y despojarnos de prejuicios solventando los posibles obstáculos que puedan surgir haciendo que tomemos la drástica decisión de no continuar amamantando al niño.

Hay muchas opciones para poder mantener la lactancia materna mientras se trabaja, aunque todo dependerá del horario laboral, la edad del bebé o la flexibilidad de la jornada laboral. Por ejemplo, si tu hijo ya tiene más de seis meses, además de la leche materna se le pueden dar otro tipo de alimentos, lo que facilita que mientras te encuentres ausente, los familiares le pueden dar de comer tranquilamente. Si tiene menos de seis meses y sigues queriéndole dar de mamar, dependerá del tiempo del que dispongas para poder acudir a tu casa y amamantarle o en su defecto, que un familiar te acerque al niño al lugar donde trabajas para poderle dar la toma, pero todo dependerá siempre del tiempo y el sitio.

Algunas madres se organizan semanas antes de reincorporarse al mundo laboral, por ejemplo preparando un pequeño almacén de leche. Se extraen pequeñas cantidades de leche y las congelan para que sirvan de alimento y sean administradas por alguien mientras están trabajando.

La legislación española concede una baja maternal de 16 semanas después del parto, pero después hay una concesión durante 9 meses en la que tienes derecho a una hora de lactancia, con lo cual implica una reducción de tu jornada laboral en una hora. Además si lo deseas, también tienes derecho a una excedencia con reserva del puesto de trabajo durante un año en el caso de que puedas permitírtelo y quieras estar junto a tu hijo durante el primer año.

Es importante mantener la lactancia materna, significa mucho para el niño, ya que le protege mucho más contra las enfermedades, ayuda a su adecuado desarrollo, etc., el empresario debe ser consciente de la importancia de este hecho y no ha de presentar ningún tipo de traba, piensa que la ley está de tu parte y que posiblemente, este tiempo de baja maternal se amplie en un breve espacio de tiempo.

Más información | Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España En Bebés y más | Madre trabajadora, efectos de su ausencia en los niños En Bebés y más | Lactancia y trabajo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos