Publicidad

Alimentación saludable para prevenir la diabetes de tipo 2: empieza por el desayuno

Alimentación saludable para prevenir la diabetes de tipo 2: empieza por el desayuno
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, la Federación Internacional de Diabetes publicó unos materiales muy interesantes, en relación a la prevención de la diabetes tipo dos: queda claro que más del 70 por ciento de casos se pueden prevenir o retrasar adoptando un estilo de vida más saludable. ¿Os dais cuenta de lo que significa esto?

La pregunta no va solo orientada a la carga económica, emocional, o al coste de que toda la familia deba adaptarse a las necesidades de unos enfermos, que deben hacer una vida normal, sí, pero ¿qué implica esa normalización para los convivientes con el afectado? La cuestión es también de es cierta la posibilidad de prevención adoptando estilos saludables, imagino que la carga sanitaria necesaria para atender a estas personas, también se vería reducida.

Bien, pues hoy me voy a centrar en el desayuno, que según hemos comentado en alguna ocasión, podría resultar ser un factor de prevención, no sólo si se realiza de forma habitual, sino también incorporando alimentos saludables en él.

Por norma general un desayuno saludable debe contener cereales integrales, y otros alimentos considerados saludables como fruta o verdura fresca; así dicho, parece raro incentivar el consumo de verdura en el desayuno, pero unas tostadas con tomate están muy ricas, y un batido de manzana y zanahoria con yogur, aporta muchas vitaminas y es muy sano.

Diabetes Desayuno Si

También se admiten frutos secos o semillas, queso o embutidos (mejor magros) en poca cantidad, o huevos. En cambio se desaconsejarían los pasteles, la bollería, la mayoría de los cereales (refinados) que toman los niños, el pan blanco, la mermelada… o sea, lo que toman tantísimas familias a primera hora de la mañana.

Diabetes Desayuno No

Entiendo que cambiar los hábitos, así de buenas a primeras, es difícil, por eso sería buena idea ir poco a poco: un día ponemos una mini tostada integral con aceite de oliva y medio huevo duro; otro día apostamos por un batido de fruta y verdura, más una loncha de queso fresco; otro más un par de mandarinas y un yogur con nueces. Y mira si dos de los cinco días de la semana les doy un vaso de leche y galletas, no pasa nada, poco a poco se irá mejorando la alimentación.

La principal dificultad con la que se topa, no es tanto la voluntad, como que una dieta sana es más cara que una insana; si a ello unimos la gran disponibilidad de alimentos baratos, con gran densidad de energía y pobres nutricionalmente, tenemos las bases para la propagación de enfermedades ligadas a los malos hábitos. Sólo hay que ver que en algunos lugares de comida rápida (a los que yo también acudo en ocasiones), es más cara una ensalada que una hamburguesa normalita, y me voy del tema, que estamos con los desayunos.

Desayuno3

Así que a azuzar el ingenio: prueba a comprar frutos secos naturales a granel, a hacer yogur en casa, busca fruta y verdura de temporada, y utiliza la imaginación abriendo la nevera y pensando qué puedes preparar con esos alimentos saludables que seguro tienes en ella

Recuerdo que saltarse el desayuno a veces va ligado a un aumento de peso (después se come con más voracidad); y que un desayuno saludable reduce el riesgo de desarrollar diabetes de tipo dos, sobre todo porque ayuda a controlar el apetito y las concentraciones de glucemia.

Imágenes | Meg Lessard, Melissa, Federación Internacional de Diabetes
Vía | Fundación para la diabetes
Más información | Federación Internacional de diabetes
En Peques y Más | Un buen desayuno tras un despertar agradable, Guía práctica para planificar desayunos y meriendas saludables

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir