Compartir
Publicidad

Algunos consejos para viajar en coche con niños

Algunos consejos para viajar en coche con niños
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando vamos a hacer viajes con niños es inevitable oír la pregunta: ¿Cuándo llegamos? que emiten desde los asientos de atrás. Mientras las ventanillas no sean como las que nos proponía Toyota lo normal es que los niños en el coche se cansen, se aburran y se muestren en ocasiones un poco pesados mientras esperan llegar al emocionante destino.

Para intentar evitar que los niños se impacienten y que para el viaje no tenga sorpresas, es importante decidir con antelación la ruta que se va a realizar. Además conviene elegir bien la hora de salida, o muy temprano o viajar de noche, para hacer que los niños vayan en el coche dormidos el mayor recorrido posible.

También es importante conocer el estado de las carreteras y elegir bien la ruta. No siempre la más corta asegura el éxito, así que elige la que asegure áreas para descansar o entretener a los peques en caso de necesidad.

Un viaje es una experiencia así que puedes aprovechar para explicarle lo que va a pasar. Cuando hicimos el primer viaje largo con la peque, ese en el que se pasa todo el viaje preguntando cuando llegamos, le explicamos un poco en qué iba a consistir el viaje. Lo que iba a ver, el tiempo que íbamos a estar en el camino y le animamos a que eligiera cosas de casa para hacer el viaje más entretenido.

Organizar el equipaje es otra tarea que requiere de paciencia y planificación. Ajustar el número de maletas que conforma el equipaje para que no sea necesario llevar bultos en la parte trasera del coche. Además de que les quita espacio en caso de accidente esos bultos pueden viajar por el interior del coche a gran velocidad por la inercia. Además así no les quitamos espacio aunque tendrán que ir en sus sillas reglamentarias.

Como comentábamos el otro día hablando de botiquines, se puede preparar una bolsa con alguna medicina por si es necesario y algo para comer o beber en el viaje. Parando o sin parar. Llevar agua es fundamental pero puedes incluir también fruta, frutos secos o alguna galleta.

Para los conductores se recomienda hacer paradas cada 200 kilómetros, si se planifica bien el viaje se puede aprovechar para que los niños se estiren un poco, ir al baño y descansar de las posturas de la conducción.

Y si al final se despiertan o se aburren siempre se puede poner música y cantar canciones que promuevan el buen humor y la alegría. El veo-veo o contar cuentos también son buenas opciones.

Como siempre decimos en Peques y Más, lo importante es llegar así que no corráis y viajad con tranquilidad. Qué disfrutéis de las vacaciones y de los pequeños.

En Peques y Más | Prevenir es vivir es una campaña de la Cruz Roja Imagen | T Morris

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos