Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunas ideas de invitaciones artesanales para el cumpleaños de vuestros hijos

Algunas ideas de invitaciones artesanales para el cumpleaños de vuestros hijos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para nuestro tema ‘primaveral’ (aunque por la temperatura bien podría ser veraniego) de hoy, me he decidido a traeros una tercera parte de los post sobre organización de cumpleaños infantiles en casa. Si ya os hemos dado algunas ideas sobre ‘juegos para niños pequeños’ y ‘para niños más grandes, hoy nos vamos a dedicar a hacer unas invitaciones caseras, para que se note que todo lo preparamos con mucho cariño, y con un estilo personal.

En la actualidad existe una variedad de posibilidades para todos aquellos que llegado el momento no tenemos un tiempo extra que dedicar a confeccionar invitaciones. Pero estoy segura de que si pudiéramos elegir (y siempre que fuera posible) nos gustaría sentarnos con los peques a realizar las mejores (y más exclusivas) tarjetas de invitación para sus amigos y compañeros.

Frente a las tarjetas impresas con distintos motivos, o aquellas digitales que se envían por correo electrónico, tenemos la posibilidad de equiparnos con cartulinas de colores, pegamento de barra, lápices, rotuladores de purpurina y tantos elementos como deseemos añadir. En verdad también nos podemos salir de las ofertas más convencionales recurriendo a servicios como los que ofrece la empresa Funchoices – de la que hemos hablado con motivo de la Primera Comunión -, ya que ellos disponen de un apartado especial dedicado a las invitaciones personalizadas para cumpleaños.

Pero volvamos a convertirnos en artesanos (no expertos pero si eficientes) por un momento, y descubramos ‘cuánta creatividad llevamos dentro’. Ya sabéis: yo os echo una mano y vosotros me podéis contar vuestras experiencias.

Algunas ideas que he utilizado con éxito:

  • ’Sé cuál es tu mejor cualidad’, se utilizan cartulinas tamaño DIN A 4 (o folio) dobladas por la mitad. En la portada podemos escribir algo así como “¿Sabes por qué te invito a mi cumpleaños?”. Y en el interior, y con ayuda de nuestro hijo, mostraremos una frase que refleje una cualidad del invitado, “porque me ayudas a acabar las fichas en clase”, “porque me gusta tu sonrisa”, “porque me divierto mucho con tus bromas”, etc.

También vamos a necesitar ayuda del peque para que dibuje a su amigo o compañero, y a ser posible con un objeto que le identifique: pelota de futbol, libro, bocadillo… Sólo nos quedará añadir el día, hora y lugar de celebración.

  • ’Con mis dedos he dibujado esto para ti’, hace muchos años (bueno muchos no, sólo que ahora que mis hijos ya no son bebés me parece una eternidad), nos gustaba mucho dibujar animales con huellas digitales impresas… también lo utilizábamos para felicitar los cumpleaños de amigos y familiares.

He encontrado el libro que nos dio la idea (‘Dibuja con tus huellas’ de Godeleine de Rosamel y editado por Casterman) y lo quiero compartir con vosotros.

Es muy fácil porque sólo necesitáis medias cartulinas pequeñas, pintura tempera para que mojen los deditos, y rotuladores para finalizar los detalles y escribir el texto
  • ’Manzana con sorpresa’, la fotografía de portada me recuerda mucho estas invitaciones que hemos repetido algunos años. Sobre una cartulina doblada por la mitad se dibuja una manzana (con su tallo y sus hojas), cuidando que uno de los laterales coincida con el doblado.

Después tenéis que recortar por todos los lados (excepto el que dobla), y anotar algo así como ‘¿quieres saber qué hay aquí dentro?’. Ahora dibujáis en el interior (cara derecha) un simpático gusanito sonriente que quiere mordisquear la fruta, y en el otro lado escribís los datos de la fiesta y el inexcusable ‘te espero’.

  • ’Arte abstracto o ligero’, en media cartulina (por cada invitado) los niños pueden dar rienda suelta a su talento y pintar libremente con pinceles los motivos que deseen reflejar. También podéis utilizar esas plumas que los niños recogen del suelo y les han caído a las palomas, para mojarlas en acuarelas y pasarlas por la cartulina para conseguir un resultado muy interesante.

No olvidéis el texto en la parte de atrás.

Ya veis que la sencillez no está reñida con el deseo de compartir la fiesta de nuestro hijo con otras familias, y que os pueden quedar invitaciones muy bonitas en las que los destinatarios verán afecto y dedicación (y no repararan en las imperfecciones). Y no olvidéis nunca implicar a los pequeños en todo el proceso: pueden daros opiniones, participar en el diseño y ofrecer sus valiosas ideas.

Imagen | james.thompson En Peques y Más | Cumpleaños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos