Compartir
Publicidad
Publicidad

A pesar de que se ha reducido el hábito lector en los niños, estamos a tiempo de recuperar la lectura por placer y diversión

A pesar de que se ha reducido el hábito lector en los niños, estamos a tiempo de recuperar la lectura por placer y diversión
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Informe Nacional Literacy Trust (en Reino Unido) de 2012, ha presentado los resultados de una encuesta realizada a 21000 niños, en el que se analiza cómo se ha modificado a la baja, el hábito lector en los niños durante los últimos años.

Al parecer, se han observado señales de un cambio preocupante en los hábitos de alfabetización de los menores. Cuando se producen este tipo de situaciones se tiende a responsabilizar a las instituciones educativas, y a las administraciones públicas, quienes (a juzgar por los que opinan), no fomentan la lectura o no promueven los beneficios de la misma, respectivamente.

Pero no perdamos de vista, que los padres podemos aportar mucho para conseguir que el nivel de lectura de nuestros hijos, sea adecuado tanto para ellos - recordemos que la lectura es una fuente de placer y una forma de ocio -, como para sus progresos académicos.

De hecho, según el informa mencionado, los chicos y chicas que leen fuera de las horas de clase, tienen un nivel de lectura que se puede situar en hasta 13 veces mayor del que se podría esperar a priori para su edad

Sin embargo, como ya he comentado, los hábitos de lectura se han modificado: por ejemplo, si en 2005, cuatro de cada 10 niños leían a diario en su tiempo libre, en 2011 (fecha de recogida de los datos) solo tres de cada diez lo hacían.

Leyendo 2

Tras conocer los datos, diversas entidades se han puesto a pensar en soluciones; en soluciones y en causas, porque según otro estudio de Oxford University Press, el 44 % de padres de niños de entre seis y 11 años, no les leen cuando sus hijos ya han cumplido los siete años. Nosotros ya hemos animado a hacerlo, incluso cuando creemos que los peques tienen suficiente soltura leyendo, y buen nivel de comprensión, ¿porqué abandonar un hábito tan saludable que además nos proporciona unos minutos extra junto a nuestros hijos?

Consejos prácticos para padres

No perdáis de vista que aunque sean 10 minutos al día, leerles, o leer junto a ellos, es de gran ayuda, puesto que esto es más de una hora a la semana. Pensemos: si lo que queremos es que mejoren la comprensión, recuerden las reglas gramaticales, tengan más vocabulario, ejerciten la memoria… ¿no sale más barato esto que llevarles a una academia de refuerzo?

Pero no nos engañemos, si nos interesa que lean más no es sólo por que cuesta poco, ni siquiera porque obtendremos (todos) beneficios relacionados con el rendimiento escolar. Los adultos sabemos que leer es echar a volar la imaginación, observar desde fuera las relaciones humanas, situarse en una posición privilegiada que resuelve conflictos entre personajes, crecer como persona, ser feliz, etc.

Vamos con esos consejos:

  • Facilitarles variedad de estilos literarios que les permita tener en cuenta las diferencias entre los tipos de lenguaje.

  • Leer en voz alta por turnos.

  • Practicar la lectura expresiva.

  • Hacer preguntas sobre la trama o los personajes, especialmente centradas en sentimientos o emociones.

  • Proponer la búsqueda en diccionario de palabras o frases inusuales.

  • Disfrutar.

Puede que sea un buen momento para recuperar la lectura por placer, antes de que sea demasiado tarde. Y desde luego la lectura (en cualquier formato) es perfectamente compatible con otras actividades de ocio, lo que ocurre es que para los padres requiere un mínimo esfuerzo (muy asumible por cierto) que dará buenos resultados. Mínimo con el que supone permitirles que se excedan con el video juego de moda o la televisión.

Imágenes | San José Library, Carissa Rogers Vía | Telegraph, World Book Day Informe | Children's reading today En Peques y Más | Esto es lo que podemos hacer los padres para que nuestros hijos mantengan el interés por la lectura, La lectura de libros constituye una actividad de ocio para los niños de entre 10 y 13 años, ¿Sabéis cómo crear un 'rincón de lectura' en vuestras casas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos