Compartir
Publicidad
Publicidad

A esquiar con los niños

A esquiar con los niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Las vacaciones de invierno que se avecinan son una buena oportunidad para hacer una escapada familiar a la nieve. El esquí es una práctica muy divertida que entusiasma mucho a los niños y si empiezan de pequeños, seguramente, se harán aficionados al deporte blanco.

Antes de calzarles los esquís debemos tener en cuenta algunas recomendaciones. Por supuesto, lo primero es ¿qué sitios son adecuados para ir con niños? Hay cantidad de estaciones con guarderías para niños, en algunas incluso los admiten a partir de los 3 ó 4 meses, como en Baqueira y en Sierra Nevada, respectivamente. Y desde los 3 años (sin pañal) hay jardines de nieve, donde con la ayuda de monitores empezarán a familiarizarse con la nieve con pequeños esquís.

La mejor edad para empezar a esquiar es a partir de los 5 ó 6 años, antes no, porque aún no tienen los huesos bien consolidados y una lesión podría ser muy complicada de curar. Sin embrago, los trineos son súper divertidos para jugar en familia a todas las edades. En cuanto a la indumentaria, debemos elegir la ropa adecuada, que sea impermeable y bien abrigada. Podemos vestirlos con varias capas, como las cebollas, para ir quitando luego si hace falta. Indispensable, un gorro (si es de polar mejor) que le tape las orejas y unos guantes flexibles que los dejen maniobrar.

Un buen consejo es que lleven una tarjeta de identificación con todos los datos útiles guardada en un bolsillo con cremallera. Si tienen uso de razón, y para evitar inconvenientes, establezcan un punto de reunión por si se perdieran y cuéntales sensillamente las normas de la estación (dónde pueden circular y dónde no).

No olvides una protección solar para cara y labios y gafas especiales para niños que no se salgan.

Más información | babyviajes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos