Compartir
Publicidad
Publicidad

Diario del bebé: ya tengo un año

Diario del bebé: ya tengo un año
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco que ya he cumplido un año, y quería comentar qué es lo que he descubierto últimamente y mis pequeños logros. Pequeños, por decir algo, ya que a mis papis les parecen tremendos.

Estoy a punto de caminar, eso es lo que parece que les hace más ilusión, y a mí no digamos... Porque es lo que más deseo, caminar, saltar y correr junto a mi hermana mayor, me da mucha envidia de la sana cómo se mueve ella...

Ya gateo a toda velocidad después de pasar por varios estilos peculiares de arrastre, y me pongo en pie con apoyo. De las manos voy andando bastante deprisa, y si cojo una silla que se arrastre también. Pero a mí solita me da miedo, aunque ya puedo ir bastante bien cogida de una sola mano.

No digo demasiadas palabras, aunque como veis ya me sé expresar bastante correctamente, pero en voz alta sólo me sale "mamá", "tata", "papá", "tres"... Eso sí, entiendo muchas más palabras y sé localizar el agua, el chupete, el pie, el zapato y a toda la familia...

Unos de mis mayores descubrimientos en los últimos meses es la comida variada. No podía imaginar tantos sabores y texturas diferentes, ya he probado la carne y el pescado y muchas frutas y verduras distintas. Aparte, sigo tomando la leche de mamá que me encanta y me sienta muy bien, y el agua no me gusta demasiado.

Aunque empecé con papillas, ahora que ya tengo cuatro dientes y algunas muelas me he animado a morder y masticar. Y lo que más me gusta es coger algún trozo de pan o de fruta con la mano e ir royendo hasta comérmelo todo. Bueno, menos lo que se cae por donde esté...

Lo mejor de este verano ha sido descubrir la playa y la piscina. El verano pasado de recién nacida no fui apenas, y tampoco me acordaba. Así que estos baños son geniales para mí, disfruto mucho y no quiero salir del agua.

También disfruto con las canciones, bailes y otros juegos que hacemos con los papás o con la hermanita, cabalgar a caballito, esconderme entre las sábanas, hacer palmas, las cosquillitas, subirme en la barquita hinchable a toda velocidad...

Qué pena que no me dejen meterme en la boca todo lo que encuentro, porque eso también me gusta mucho.

En fin, que después de haber cumplido un año ya conozco mucho más todo lo que me rodea y voy aprendiendo a gran velocidad. ¡Mi madre no se cree que ya haya pasado un año! Pero esto solo es el principio, y aún me queda mucho por descubrir...

En Bebés y más | Diario del bebé: ya tengo seis meses, Bienvenida al mundo, Ser mamá por segunda vez: sensaciones, Calendario del crecimiento del niño: un año

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos