Compartir
Publicidad
Publicidad

Bienvenida bebé

Bienvenida bebé
Guardar
13 Comentarios
Publicidad

Cinco minutos antes de acabar el último día del mes de septiembre, es decir el 30 a las 23,55 horas, nació Sofía, mi tercera hija, a quien os presento en la foto de arriba.

El parto fue estupendo. Tal vez gracias a la experiencia, pues al ser el tercero ha sido un parto más consciente, pero también en gran parte a que lo disfruté a pleno desde el primer minuto.

Hasta los 3 cm de dilatación las contracciones habían sido perfectamente tolerables. A los 4 cm los dolores se hacían cada vez más intensos y pedí la epidural pues aunque soy partidaria de nacimientos lo más naturales posibles, tengo claro que los dolores de parto no son para mí.

La buena mano de la anestesista me quitó los dolores sin entumecer ni quitarme sensibilidad en las piernas, las cuales en mis partos anteriores parecían pesar toneladas. Cuando una siente el control de su cuerpo, el parto es mucho más agradable.

Después de seis horas de trabajo de parto y apenas un par de empujones la niña asomó su cabeza al mundo toda hinchada, rosadita y calentita. Pude sentir perfectamente a mi bebé saliendo de mí, una sensación extraordinaria muy difícil de transmitir con palabras.

La recuperación ha sido muy buena ya que no he tenido episiotomía y el postparto sin puntos es otra cosa. Lo único negativo es que los primeros dos días me han tenido a maltraer los dolores de los entuertos pero afortunadamente pasaron rápido.

Por su parte, Sofía acaba de cumplir un mes, crece sana y ya me ha regalado su primera sonrisa. Cada día junto a ella me llena de alegría. Qué más os puedo contar… que al mirarla celebro por tercera vez el milagro de la vida.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos