Compartir
Publicidad
Publicidad

Un niño de catorce meses se queda encerrado en el coche (pero en lugar de llorar, se ríe ante el peligro)

Un niño de catorce meses se queda encerrado en el coche (pero en lugar de llorar, se ríe ante el peligro)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que a algunos de vosotros os habrá pasado alguna vez y es realmente desesperante. Desde luego, lo es para los padres y también suele serlo para los niños que se ven atrapados dentro del coche sin poder salir. Y esa es la parte más difícil de manejar, intentar tranquilizarlos hasta que se solucione el asunto mientras nosotros estamos histéricos.

Este no fue el caso de Brandon Green de Cornwall, Inglaterra, un niño de catorce meses que lejos de llorar, se ríe ante peligro. Se quedó encerrado en el coche mientras su madre guardaba la compra y el accidente fue toda una aventura para el pequeño, sobretodo cuando llegaron los bomberos quienes intentaban entretenerlo para que no se asustara y les regaló una enorme sonrisa.

Sucedió el viernes, cuando Kristy Green, dejó a su bebé en el asiento trasero del coche mientras guardaba la compra que acababa de hacer en el maletero. La mala suerte es que se deja dentro de él la llave del coche y justo segundos después de cerrarlo el niño activa el cierre centralizado.

Desesperada, pide ayuda a la tienda donde acababa de comprar desde donde llaman a la estación de bomberos de Bude, quienes rápidamente acudieron al lugar y liberaron al pequeño.

Pasado el susto, la madre colgó en Facebook esta foto del momento en el que los bomberos rescataban al pequeño que se parte de la risa dentro del coche. Al ser tan pequeño, no es consciente del peligro; para él es una gran aventura la que está viviendo. Se queda solo en el coche, lo "conduce" y encima lo visitan los bomberos. ¡Qué más se puede pedir con un año!

Tenía una moneda en la boca

Los bomberos decidieron romper el cristal trasero del coche para poder rescatar al niño. Pero para añadirle más dramatismo a la situación, al liberarlo se dieron cuenta que tenía una moneda de dos peniques en la boca, por lo que la tragedia podría haber sido mayúscula. Afortunadamente no fue así y todo quedó en una anécdota.

¿Te ha pasado alguna vez?

A mi me pasó algo muy parecido hace unos años. Acababa de bajar la compra, cerré el maletero, mi hija de tres años todavía estaba dentro del coche y (he aquí el error), las llaves también.

Cogió las llaves y le dio al botón de cerrar, quedándose ella dentro y yo fuera del coche, histérica. Por suerte, como estaba en el garaje de casa, no pasaron ni cinco minutos que llegó mi marido con otra llave para poder abrir, pero os juro que se me hicieron eternos.

Los fabricantes de coche deberían tener una solución para cuando pasan estas cosas. Un plan de emergencia para padres despistadas y niños traviesos.

Vía | CBS News
En Bebés y más | Un niño de 10 años crea un dispositivo para evitar la muerte de los bebés que se queden encerrados en el coche, La policía rescata a un bebé "reborn" encerrado en un coche

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos