Publicidad

¿Te imaginas que te quiten a tus hijos por una injusticia? Lo que han sufrido estos padres no se arregla con dinero
Noticias

¿Te imaginas que te quiten a tus hijos por una injusticia? Lo que han sufrido estos padres no se arregla con dinero

Publicidad

Publicidad

Parece una película... de terror, pero lamentablemente es la vida real. ¿Te imaginas que te quiten a tus hijos por una injusticia? Es lo que le ha sucedido a un matrimonio de Tarragona, Antonio y Vanesa, al que le retiraron la custodia de sus hijos pequeños, debido a una acusación falsa de malos tratos.

Lo de los malos tratos en niños es una cuestión tan grave que ante la mínima sospecha hay que poner todos los medios en marcha para proteger a esos niños, pero también es una acusación de la que hay que estar muy seguros, puesto que una sospecha falsa puede desencadenar un proceso judicial y un daño moral y emocional irreversible tanto para los padres como para los niños. Una injusticia que no se arregla ni con todo el dinero del mundo.

Los hechos: una sucesión de terribles errores

Hay errores y errores, y errores que son incompetencia... Errores que pueden hacer mucho daño, y cuando encima se suceden y llueve sobre mojado, la indefensión es tal que parece no haber salida.

Los hechos: El 28 de diciembre de 2009 los padres llevaron al hospital su bebé de un mes de vida preocupados por el estado del niño. Tras una primera exploración donde se le observaron señales de contusiones en el cráneo y un deterioro neurológico acusado, el bebé fue trasladado a urgencias del Hospital Sant Pau de Barcelona. Una vez allí se le diagnosticó una hemorragia cerebral junto con un hematoma subdural y una fractura transversa del hueso frontal izquierdo. El estado del pequeño era grave.

Se encendieron todas las alarmas por un posible caso de "bebé zarandeado o sacudido", causa principal de muerte en los casos por traumatismo craneoencefálico por maltrato.

Se reaccionó de inmediato y la Dirección General de Atención a la Infancia retiró en 24 horas la custodia del bebé a los padres, pese a que estos insistían en que jamás habían golpeado al niño. Las lesiones se habían originado a partir de un trauma obstétrico en el momento del parto. Las lesiones craneales eran consecuencia de un parto especialmente complicado y prolongado que había dejado secuelas en los huesos de la cabeza del bebé.

Allí comenzó un largo camino de reclamaciones, trámites, peregrinaciones en juzgados y todo lo que hiciera falta para que les devolvieran a su bebé. Mientras tanto, aún si haber recuperado a su primer hijo, Vanesa volvió a quedar embarazada.

En septiembre de 2010, a las pocas horas del parto, le retiraron también la custodia de su segundo hijo del centro donde aún permanecía ingresada. Cuenta que le estaba dando el pecho cuando irrumpieron en la habitación y se llevaron al bebé, alegando que corría riesgo de desamparo.

¿Quién repara este sufrimiento injusto?

retirada-custodia

El primer hijo de la pareja ha estado dos años, un mes y 19 días bajo la tutela de la Generalitat, pese a los informes médicos que explicaban que las lesiones que presentaba cuando sus padres le llevaron al médico no eran producto de malos tratos.

El segundo hijo también ha estado un año, cinco meses y 6 días bajo la custodia de la Generalitat. Los padres podían visitarlos sólo una hora a la semana.

Incluso la médica forense del juzgado de El Vendrell, Natalia Bodelón, redactó una valoración donde indicaba que "la ausencia de imágenes de golpe y contragolpe", así como la inexistencia de otras lesiones de carácter difuso, "descartarían un probable origen traumático". Pero la Administración "ignoró las sucesivas pruebas médicas y psicológicas concluyentes acerca de la inexistencia del maltrato".

Ahora la Generalitat ha sido condenada a pagar 300.000 euros a la pareja por haberle retirado la custodia de sus hijos sin justificación, pese a que inicialmente se había pedido un millón de euros. ¿Y listo? No hay dinero en el mundo que repare el daño de haber arrebatado a dos bebés de los brazos de sus padres, deberían haber indemnizado también a los pequeños. Pero el dinero no es el caso.

Imagino que habría un informe médico del parto, ¿cómo puede haberse ignorado? Cuando se detectan lesiones de posibles malos tratos, ¿qué pasos se siguen?,¿cómo es posible que los niños hayan pasado tanto tiempo lejos de sus padres por un error que nadie revisó? Les pusieron la etiqueta de maltratadores y se siguió adelante sin darse cuenta del daño que causaban. ¿Quién les devuelve a estos padres todos los besos y abrazos que no han podido dar a sus niños?

¿Te imaginas que te suceda?

Es como verse dentro de una película de terror. Una injusticia que podría pasarle a cualquiera: has tenido un parto problemático que deja secuelas en tu bebé. Al verlo mal, lo llevas al médico y acaban quitándote a tu hijo. Viene el segundo bebé y te lo arrebatan también. A los dos recién nacidos.

Te quedas con cara de no entender nada, de estar viviendo una pesadilla. Una pesadilla que duró más de dos años. Te perdiste los primeros años de vida de tus hijos por un terrible error. Eso no hay dinero que te lo devuelva.

Vía | El País
En Bebés y más | Cuando una ley está por encima del amor: separan a una niña de 6 años de sus padres de acogida por ser un 1,5% nativa americana

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir