Ni se te ocurra decirle estas cinco frases a un niño con altas capacidades si quieres preservar su autoestima

Ni se te ocurra decirle estas cinco frases a un niño con altas capacidades si quieres preservar su autoestima
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Cuando hablamos de niños con altas capacidades, nos referimos a aquellos pequeños que muestran habilidades excepcionales en una o varias áreas del conocimiento o la creatividad.

Concretamente, las altas capacidades se definen como "aptitudes excepcionales", y engloban tres tipos de conceptos: la precocidad intelectual, la superdotación y el talento. Sin embargo, aunque los talentos de estos niños pueden parecer un don maravilloso, la realidad es que también enfrentan sus propias dificultades.

Su autoestima, en particular, puede verse afectada por comentarios y frases que, aunque no se pretendan malintencionadas, pueden dejar una huella negativa. Aquí te presentamos, a través de ejemplos, cinco frases que debes evitar a toda costa si quieres preservar la autoestima de un niño con altas capacidades y frases alternativas, más respetuosas, que puedes usar en su lugar.

1) "Eres tan inteligente, no necesitas ayuda"

Esta frase puede parecer un cumplido, pero en realidad, establece una expectativa irreal y pone una presión innecesaria sobre el niño. Incluso los niños con altas capacidades necesitan apoyo y guía adaptados a sus particularidades, para superar los retos.

  • Ejemplo: Una niña está luchando con un problema de matemáticas que nunca antes había visto. Decirle que no necesita ayuda puede hacerle sentir que tiene que resolver todo por sí misma y que pedir ayuda es un signo de debilidad.
  • Qué hacer: Anima a los niños a pedir ayuda cuando la necesiten y refuerza la idea de que es un signo de sabiduría y valentía, no de debilidad. Puedes decir: "Incluso los más inteligentes necesitan ayuda a veces. No podemos saber todo de todo. Estoy aquí para ayudarte con lo que necesites."

2) "Eso ya lo deberías saber"

Esta frase puede ser devastadora para la autoestima de un niño con altas capacidades. Asume que, debido a su inteligencia, deben tener conocimiento sobre todas las cosas, lo cual no es justo ni realista.

  • Ejemplo: Si un niño no sabe atarse los zapatos porque nunca lo ha intentado antes, decirle "Eso ya lo deberías saber" puede hacer que se sienta avergonzado y se critique duramente.
  • Qué hacer: En su lugar, sé paciente y comprensivo. Puedes decir: "Es algo nuevo para ti, y está bien. Vamos a practicar juntos hasta que lo domines."

3) "Deja de presumir"

altas-capacidades
Película 'Un don excepcional' (2017)

Los niños con altas capacidades pueden sentirse entusiasmados por compartir sus conocimientos y logros. Y decirles que dejen de presumir puede hacer que se sientan culpables por sus talentos y que acaben reprimiendo su deseo de compartir.

  • Ejemplo: Una niña quiere mostrar su nuevo experimento de ciencias a sus amigos. Decirle "Deja de presumir" podría hacer que se sienta mal por estar orgullosa de sus logros.
  • Qué hacer: Fomenta un ambiente donde compartir logros sea positivo, sin que se sientan juzgados. Así, en su lugar puedes decir: "Es genial que estés tan emocionada por tu experimento. ¿Qué fue lo que más te gustó de hacerlo?"

4) "No seas tan sensible"

Los niños con altas capacidades suelen tener una sensibilidad emocional y una percepción profunda del mundo que los rodea. Decirles que no sean tan sensibles invalida sus sentimientos y les hace sentir que su forma de experimentar el mundo es incorrecta.

  • Ejemplo: Imagina a un niño que se siente profundamente afectado por las noticias de desastres naturales. Decirle "No seas tan sensible" cuando expresa su preocupación solo hará que se sienta incomprendido y solo en sus emociones.
  • Qué hacer: En lugar de esto, valida sus sentimientos y ayúdales a gestionarlos. Por ejemplo, puedes decir: "Entiendo que te sientas triste por esas noticias. Es normal sentirse así cuando algo malo sucede. ¿Te gustaría hablar más sobre ello?"

5) "Deja de soñar despierto"

Por otro lado, es conveniente saber que los niños con altas capacidades a menudo tienen una rica vida interior y pueden pasar tiempo soñando despiertos. Decirles que dejen de soñar despiertos puede hacer que se sientan avergonzados de sus pensamientos y fantasías, que son una fuente importante de su creatividad y bienestar emocional.

  • Ejemplo: Un niño se pierde en sus pensamientos sobre una historia que quiere escribir mientras está en clase. Decirle "Deja de soñar despierto" puede hacer que sienta que sus ideas no son valiosas o importantes.
  • Qué hacer: Valora y canaliza su imaginación de manera constructiva. En lugar de desalentar sus sueños, podrías decir: "Tus ideas son muy chulas. ¿Te gustaría escribirlas y compartirlas conmigo después?"

Foto | Portada (Película Un don excepcional, 2017)

Temas
Inicio