Publicidad

"Se prohíbe el lanzamiento de alumnos por la verja": el aviso de un colegio francés a los padres cuando llegan tarde

"Se prohíbe el lanzamiento de alumnos por la verja": el aviso de un colegio francés a los padres cuando llegan tarde
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Desde mediados de septiembre dos carteles pegados a los lados de la puerta del colegio "Trillade" en Avignon (Francia) advierten a los padres para que cometan la imprudencia de "lanzar a sus hijos a través de la verja".

Y no, no es una broma. Según asegura la directora del centro no ha sucedido muchas veces, pero sí han visto cómo los padres que llegaban después de que sonara la campana del inicio de clase, "echaban a sus hijos, literalmente, dentro". ¿Una imprudencia? Más bien una temeridad.

"No ha sido algo puntual"

Todos los padres (o al menos la mayoría) hemos llegado al cole corriendo, con el tiempo tan apretado que, incluso a veces, la puerta ya estaba cerrada al llegar. Y, al menos en mi caso, he tenido que bajar la vista y soportar la reprimenda de los conserjes por no estar a la hora. ¿Quién no ha tenido que pelarse con su hijo para que se lavara los dientes por la mañana, o esperar a que vaya al baño justo a la hora de salir, o cambiarle de ropa porque se ha manchado (o nos ha manchado) en el último momento? Al menos yo soy la primera en levantar la mano.

Pero también es cierto que los centros educativos tienen unas normas y horarios y hay que respetarlos por el bien de los niños, aunque a veces queramos saltárnoslas. Lo que nunca, jamás, se me hubiera ocurrido (y creo que a la mayoría de los padres tampoco) es lanzarlos por encima de la verja del centro, como si se trataran de balones, en caso de llegar tarde.

Pues para los padres de este colegio francés, que cierra sus puertas a las 8:30 de la mañana, parece que es algo normal lanzar a los niños por encima de una valla de dos metros de altura, si no se llega a la hora. Sanaa Meziane, la directora del colegio, asegura que "no ha sido algo puntual", por lo que se vieron obligados a colgar carteles advirtiendo que dejaran de hacer algo tan peligroso y recordando que los niños son seres humanos.

"¡No voy a tirar a mis hijos por el portón!" y "Cuando llegue tarde, volveré a las 10:00 o a las 3:00", son los mensajes de dos carteles a cada lado de la puerta de entrada.

A pesar de la consternación que siente por la locura de los padres de sus alumnos, añade una pizca de optimismo al señalar que al menos no hay que lamentar lesiones. ¿Nos hemos vuelto locos en esta vida tan estresante que llevamos? Sin duda se trata de una anécdota que nos hace reflexionar.

Vía | La Provence

En Bebés y Más | 17 recetas de desayunos saludables y llenos de energía para la vuelta al cole, Cómo ayudar a los más pequeños en la adaptación a la escuela infantil en esta vuelta al cole tan especial

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios