El polémico vídeo de una madre que fomenta que su bebé coma arena, piedras o palos

El polémico vídeo de una madre que fomenta que su bebé coma arena, piedras o palos
Sin comentarios

Es normal que los niños pequeños se lleven todo tipo de cosas a la boca, ya que es así como exploran el mundo que les rodea. Todos los niños pasan por la fase de "se mete todo en la boca" y los padres estamos ahí para cuidar que no lo hagan con objetos peligrosos, ya sea por el riesgo de asfixia como de gérmenes que puedan enfermarlos.

Por eso, ha levantado polémica un vídeo viral publicado en Tik Tok por una usuaria (comingupfern) que no solo permite, sino que además fomenta que su bebé coma arena, piedras o palos, o lamer el carrito de la compra no higienizado.

La madre de Arizona (Estados Unidos), que se define como “vegana, madre y holística” y contraria a la industria farmacéutica, dice que quiere que su bebé descubra "nuevo sabores".

"No le temo a las bacterias. De hecho, les doy la bienvenida. Confío en la naturaleza y en mi bebé. No es una coincidencia que los bebés tengan este instinto durante la lactancia”, señala la madre.

Suciedad controlada sí; insensatez, no

La teoría de la higiene sostiene que es bueno que los niños se ensucien y recomienda mantener en casa una limpieza prudente pero no un exceso de higiene, ya exponer a los niños a ciertos gérmenes es beneficioso para su salud puesto que les ayuda a desarrollar el sistema inmune y las defensas.

Sin embargo, otra cosa muy diferente es animar a un bebé, que tiene un sistema inmunitario aún inmaduro, a llevarse a la boca todo tipo de objetos que pueden ser un peligro para su salud.

En sitios como areneros o parques de juegos, hay que tener especial cuidado con la arena. La mayoría de ellos son una gran fuente de bacterias, parásitos y otros gérmenes infecciosos que provienen de animales (que hayan podido orinar o defecar), o de otros niños, restos de alimentos, colillas, etc.

Hay un límite entre dejar que el bebé se ensucie, toque el barro, la arena y después lavarle las manos, o que incluso por accidente pueda comer algo de arena, a animarlo a que lo haga y exponerlo a sufrir alguna enfermedad.

Y ya no solo por las condiciones totalmente anti-higiénicas. Si deja que el bebé se lleve todo a la boca, podría incluso tragarse una pila, un imán o cualquier objeto peligroso, exponiéndose además al riesgo de asfixia.

Algunos usuarios están del lado de la madre y comentan que ellos de pequeños también comieron tierra y que están bien. O comentarios como: “Su bebé tendrá un sistema inmunológico asombroso”.

Sin embargo, la mayoría son críticas a la postura de la madre poniendo en riesgo a su bebé.

En Bebés y más | El impactante experimento que muestra la importancia de un correcto lavado de manos

Temas
Inicio