Compartir
Publicidad

Mueren tres millones de niños al año durante el último trimestre del embarazo

Mueren tres millones de niños al año durante el último trimestre del embarazo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Nada menos que tres millones de niños mueren al año durante el último trimestre de embarazo, lo más alarmante que se desprende de la noticia es que la mayoría de estos fallecimientos se podría evitar, ya que una de las causas principales de esta mortandad es la falta de cuidados durante la gestación.

El 99% de estas muertes se producen en los países subdesarrollados, el resto en los desarrollados. De esto se desprende notablemente la falta de ayuda y medios que sufren las futuras mamás de estos países. Es bonito hablar de cosas positivas, de grandes logros científicos o sanitarios en pro de los niños, pero también hay que plasmar la cruda realidad, es la manera de que todos podamos concienciarnos sobre la situación de muchas futuras mamás que esperan su hijo con alegría.

En la revista The Lancet se ha publicado uno de los pocos estudios que ponen número a una mortalidad que hace referencia a los niños que no terminan por nacer. Al parecer, esta cifra está alejada de los indicadores que tenemos al abasto sobre la salud infantil. Según un informe realizado por investigadores de la Universidad John Hopkins (EE.UU) y del programa Saving Newborn Lives Initiative (Salvando vidas de recién nacidos), un 99% de los fallecimientos se producen en regiones en vías de desarrollo y sobre todo, estas muertes se concentran en países como China, India o Pakistán entre otros. Estos desgraciados desenlaces se podrían evitar con un poco de ayuda por parte de los países desarrollados. Según las palabras de los responsables del estudio, Joy Lawn y Cindy Stanton, “La invisibilidad de los datos contribuye a la inacción y a que no se tomen medidas, capaces de prevenir muertes que son evitables en su mayoría”.

Esto muestra que tan sólo realizaban las estadísticas en base a muertes infantiles de niños nacidos descartando los no nacidos. A pesar de que últimamente se ha realizado algún esfuerzo por paliar esta situación, aún son pocos y es necesario un mayor aporte técnico, logístico y sanitario entre otras muchas aportaciones necesarias.

Concienciarse es importante, de acuerdo que poco podemos hacer nosotros, pero un granito de arena unido a otros miles, forman la montaña útil para mejorar la salud infantil del tercer mundo.

Vía | ABC Más información | The Lancet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos