Compartir
Publicidad

Las terribles imágenes de un niño ahogándose en una piscina de Finlandia sin que nadie haga nada

Las terribles imágenes de un niño ahogándose en una piscina de Finlandia sin que nadie haga nada
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Es posible que un niño se ahogue en una piscina abarrotada de gente? Aunque, por desgracia, ya hemos visto en alguna otra ocasión que sí lo es, no deja de sorprender leer este tipo de noticias.

Esta vez ha ocurrido en Finlandia, donde un pequeño de cuatro años casi se ahoga en una piscina de Helsinki ante las miradas de decenas de personas que pasan por su lado sin ayudarle.

Ahogarse en una piscina repleta de gente

Advertimos que las imágenes del vídeo son de extrema dureza. Ya no sólo por lo terrible del suceso, sino por la impotencia de comprobar cómo varios bañistas pasan cerca del niño (e incluso parecen mirarle) sin hacer nada por socorrerle.

Según la cadena finlandesa MTV, las imágenes fueron captadas por las cámaras de vigilancia de una piscina de Helsinki el pasado mes de enero, aunque el vídeo no ha salido a la luz hasta ahora.

Según informa el diario Mirror, la madre del menor había decidido dejar la piscina para ir a la sauna del club en el que se encontraban, dejando a su hijo solo.

Durante cuatro agonizantes minutos se ve al niño ahogarse en la piscina ante la presencia de varios bañistas. Algunos, incluso, pasan por su lado a escasos centímetros sin percatarse de cómo el pequeño lucha, a duras penas, por mantenerse a flote.

En la grabación se puede observar al niño sacar la cabeza del agua en varias ocasiones y agitar los brazos para intentar flotar, pero irremediablemente se sumerge una y otra vez hasta que no vuelve a salir a flote.

Es entonces cuando cuerpo inconsciente sube a la superficie y se mantiene flotando durante unos minutos más, mientras padres y niños juegan a su alrededor sin darse cuenta del terrible suceso.

Finalmente fue una señora quien lo saca del agua y tras practicarle los primeros auxilios es trasladado a un hospital donde, milagrosamente a juzgar por las terribles imágenes, el pequeño se recuperó.

El Tribunal del distrito de Helsinki han condenado a la madre a cuatro meses de prisión en suspenso por negligencia y a pagar una multa de 1.500 euros.

Este verano, ¡no le quites ojo!

Siete de cada diez ahogamientos se producen por un despiste momentáneo de los padres o cuidadores y 20 segundos pueden ser suficientes para que un niño se ahogue. Por tanto, la mejor prevención es no quitarles la vista de encima en ningún momento
bebé-nadando-en-piscina

Pero además de la vigilancia, los padres podemos llevar a cabo otras medidas para prevenir este tipo de sucesos, como, por ejemplo:

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos