Compartir
Publicidad

Firhall: un pueblo de Escocia en el que no está permitido tener niños

Firhall: un pueblo de Escocia en el que no está permitido tener niños
Guardar
15 Comentarios
Publicidad

Hace unos meses descubrí un término que me dejó bastante atónito: Childfree (libre de niños). Desde entonces lo he visto asociado a vacaciones (“vacaciones libres de niños”), zonas (“zona libre de niños”), hoteles (“hotel libre de niños”) y ahora incluso a pueblos (“pueblo libre de niños”).

Esta semana ha aparecido una noticia en la que se describe un pueblo llamado Firhall, en Escocia, en el que no está permitido que vivan niños.

Hace ocho años se aprobaron unas normas que, según sus habitantes, tienen como objetivo “mejorar la convivencia”. Cualquier persona que quiera vivir en Firhall tiene que firmar una escritura de propiedad de su vivienda en la que acepta no tener patos, palomas, conejos ni abejas. Pueden tener un perro por familia (ni dos ni tres, sino uno) y no pueden residir niños.

De hecho, para poder comprar una casa en este pueblo tienes que tener más de 45 años, por lo que ni siquiera aceptan a parejas jóvenes sin hijos que quieran vivir allí.

Ahora bien, la presencia de los niños no está del todo prohibida, porque se aceptan las visitas de los nietos o si son hijos de otras personas (que te venga a ver un amigo y traiga a sus niños), aunque existe un límite en la frecuencia con que pueden entrar en Firhall.

Estas normas han provocado críticas, ya que al hacerse públicas algunos medios han tildado al pueblo como “el lugar de los ogros que odian a los niños”. Portavoces del pueblo han comentado que no hay odio hacia los niños, ni mucho menos, sino que se busca ofrecer cierta paz y tranquilidad a aquellas personas que la buscan cuando se hacen mayores.

No sé qué opináis al respecto, pero a mí me parece un pueblo bastante triste y silencioso, dos de las características que podrían considerarse contrarias a adjetivos como “alegre” o “lleno de vida”.

Hablo ahora que me faltan 14 años para poder vivir en Firhall: hoy por hoy, me gustaría que, precisamente en los años en que asoma el silencio y la soledad, alguien me llenara los días de luz, color y vida, y los niños tienen todo eso en cantidad.

Vía | Peques y más
En Bebés y más | Women Child-free: mujeres libres de hijos. “La maternidad es el caviar emocional de los pobres”, “No Kid. 40 buenas razones para no tener hijos”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos