Compartir
Publicidad
Publicidad

El niño australiano que daban por desaparecido es una de las víctimas mortales del atentado de Barcelona

El niño australiano que daban por desaparecido es una de las víctimas mortales del atentado de Barcelona
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por un momento tuvimos la esperanza de que estuviera vivo en un hospital, pero la barbarie del terrorismo también se ensaña con los más pequeños. Lamentablemente, Julian Cadman, el niño australiano de siete años que daban por desaparecido, es una de las trece víctimas mortales del atentado de Barcelona. Julian paseaba con su madre por La Rambla cuando fue embestido por la furgoneta a gran velocidad y murió en el acto. Su madre quedó herida y fue traslada a un hospital, donde permanece grave pero estable.

La muerte del menor fue confirmada hace pocas horas en la cuenta de Twitter de la Dirección General de Protección Civil de la Generalitat. Ayer los Mossos afirmaban que el niño se encontraba en la lista de víctimas y heridos, pero no dieron más información sobre su estado hasta esperar a que llegara el padre de Australia.

Aunque por protocolo no pueden dar nombres todavía, confirmaron la muerte del menor dando a conocer la nacionalidad de las víctimas identificadas:

Lo daban por desaparecido

En un principio se creyó que el niño, que posee la doble nacionalidad británica y australiana, estaba desaparecido tras el atentado, versión que los Mossos desmintieron en un tuit diciendo que "ni buscamos ni hemos encontrado ningún niño desaparecido".

Ahora se entiende la información que dieron sobre el niño, con la mayor prudencia sobre su estado, para respetar a la familia. El padre fue avisado desde el primer momento, pero no dieron la fatal noticia a la espera de que aterrizara en España.

Al no saber nada del niño, su abuelo Tony Cadman, británico residente en Australia, colgó su foto y envió un mensaje de ayuda a través de las redes sociales, pensando que se encontraba desaparecido. Hubo tantas noticias contradictorias y fue tan mediático el caso que hasta el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, pidió que recen por el niño perdido.

"Él era tan enérgico, gracioso y atrevido, siempre llevando una sonrisa a nuestras caras. Fuimos bendecidos por haberlo tenido en nuestras vidas, y recordaremos sus sonrisas y mantendremos su memoria en nuestros corazones", afirma su familia en un comunicado.

Julian es el segundo niño (también murió un niño de tres años) identificado hasta el momento entre las catorce víctimas mortales de los atentados terroristas sufridos el pasado jueves en Barcelona y Cambrils. Una feliz infancia truncada y una familia rota por el maldito terrorismo. Nuestro respeto y cariño a los padres.

En Bebés y más | Pesadillas, ira, miedos : cómo puede afectar a un niño la noticia del atentado y cómo ayudarle

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos