Cada vez hay más familias monoparentales y los hoteles lo saben: las ofertas de vacaciones para 'singles' con hijos se disparan

Cada vez hay más familias monoparentales y los hoteles lo saben: las ofertas de vacaciones para 'singles' con hijos se disparan
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

En la última década, las familias monoparentales han crecido un 14% en España. Según los últimos datos del INE, las familias con un solo progenitor representan el 10,4% del total de hogares.

Son familias en las que un solo progenitor asume la responsabilidad de cuidar y educar a los hijos de manera individual. La mayoría de estas familias (un 81,4%) están encabezadas por mujeres, quienes además alcanzan mayores índices de precariedad laboral multiplicando la carga mental que soportan.

En estas familias, casi todas compuestas por un padre o una madre y un hijo, los hoteles han encontrado un nuevo modelo de cliente al que buscan conquistar, sobre todo en la temporada de vacaciones. Así como hay ofertas exclusivas para parejas o para familias numerosas, también hay hoteles y resorts que ofrecen paquetes de vacaciones dirigidos especialmente a los 'singles' con hijos.

Ya sea porque así lo eligieron o porque su relación de pareja ha terminado, lo cierto es que estas familias también quieren disfrutar de sus hijos en vacaciones, aunque algunos de ellos aún no las tengan contratadas, sobre todo si se enfrentan a su primer verano sin pareja.

Por poner un par de ejemplos, en el Hotel Costa Los Gigantes, de la cadena canaria Ladmar Hotels, las reservas hechas por padres o madres solos con hijos han aumentado un 146%. Para darles facilidades, el coste del alojamiento y el todo incluido del primer niño es gratis y el segundo tiene un 50% de descuento. Igual en Magic World (antes Marina d'Or), donde el primer hijo se aloja gratis y el segundo con un 50% de descuento.

Ventajas de elegir un viaje para padres solos

Los dos beneficios más claros de unas vacaciones monoparentales son: el precio más barato, porque los paquetes ya están ideados para un solo adulto con niños, y la compañía, familias en la misma situación y con experiencias similares, lo que ayuda a aumentar el círculo de amistades.

Y es que en este tipo de viajes se produce un efecto de identificación, al compartir tiempo con personas que tienen experiencias similares. Porque todos los padres que se juntan conocen las dificultades de un hogar monoparental y saben lo que es criar a un niño solo. Así que, aunque se acaben de conocer, se comprenden enseguida porque lo que uno cuenta le sirve de experiencia a otro, que lo experimentará en un futuro. Pero hay más.

En caso de un divorcio o fallecimiento reciente, las vacaciones monoparentales pueden servir para que los niños normalicen su nueva situación familiar, al ver a otros niños que se divierten sin que estén sus dos padres presentes.

Además, tanto los papás como las mamás están deseando pasar tiempo de ocio con sus hijos pero, a medida que pasan los días, todos los adultos necesitan un rato para sí mismos, mientras los niños están entretenidos y supervisados, algo que no siempre es posible cuando no se cuenta con otro adulto responsable al lado.

Temas
Inicio