Publicidad

Los bebés saben que el lenguaje es necesario para comunicarse y los bilingües entienden que hay diferentes idiomas para hacerlo

Los bebés saben que el lenguaje es necesario para comunicarse y los bilingües entienden que hay diferentes idiomas para hacerlo
Sin comentarios

En más de una ocasión hemos recalcado la importancia de hablar con nuestro bebé aunque sepamos que no nos entiende, así como establecer con él un dialogo bidireccional respondiendo a sus balbuceos y gorgoritos. Sabemos que esto es sumamente beneficioso para el niño, además de ayudarle a establecer las bases de la comunicación.

Pero, ¿en qué momento el bebé comienza a ser consciente de que el lenguaje es una herramienta necesaria para comunicarse? ¿Cuándo entienden que hay diferentes idiomas para hacerlo? ¿Creen los bebés que para que dos personas se comuniquen con éxito es necesario que hablen el mismo idioma? ¿Bebés monolingües y bilingües piensan de igual manera con respecto al uso del lenguaje?

Estas cuestiones han sido estudiadas por el Grupo de Investigación en Adquisición y Percepción del Habla (SAP) del Centro Cerebro y Cognición (CBC) de la Universidad Pompeu y Fabra de Barcelona, y estas han sido las curiosas conclusiones que han obtenido.

En qué consistió el experimento

El estudio se ha realizado con bebés de 14 meses criados tanto en entornos bilingües (catalán y español) como monolingües (catalán o español), y ha consistido en la proyección de una serie de vídeos mediante dos experimentos:

  • En el primer experimento proyectaban a los bebés un vídeo en el que se veía a dos chicas hablando dos lenguas distintas; una hablaba en húngaro y la otra en catalán o español.

Tras la conversación inicial entre las dos, los bebés veían una escena en la que había dos juguetes sobre la mesa y la chica que hablaba húngaro mostraba su preferencia por uno de ellos.

En la siguiente escena, la chica húngara no podía acceder a los juguetes porque una pared se lo impedía, pero sí podía alcanzarlos la chica que hablaba el otro idioma (catalán/español). Entonces, la húngara pedía en su idioma a la española o catalana que le pasara el juguete elegido.

  • En el segundo experimento, en los vídeos proyectados las dos chicas hablaban la misma lengua (húngaro)
Los investigadores querían saber si en el primer experimento los bebés esperarían que la chica que hablaba catalán o español entendiera el mensaje de la húngara y, por tanto, le diera el juguete que quería.

Para investigar las expectativas de los bebés, los investigadores utilizaron el paradigma de “Violación de la Expectativa”, que se basa en el presupuesto de que los bebés miran más tiempo una escena cuando lo que ocurre en ella es inesperado y, por lo tanto, es más difícil de procesar.

Los bebés entienden que el lenguaje comunica, pero que puede tener limitaciones

bebé

Las conclusiones obtenidas tras este experimento han sido curiosas, pues han variado en función de si el bebé está siendo criado en un entorno bilingüe o monolingüe.

Así pues, en el segundo experimento (la proyección de vídeos de las dos chicas hablando húngaro) los investigadores observaron que aunque se trataba de una lengua desconocida para los bebés participantes en el estudio, todos ellos esperaban que las dos se entendieran y una le diera a la otra el juguete que pedía.

"Antes del estudio, sabíamos que los bebés de 14 meses ya ven el lenguaje como un sistema convencional, es decir, una forma de transmitir información que es acordada y compartida entre un grupo de gente. Por ejemplo, cuando uno aprende la palabra 'martillo', no solo aprende una manera de referirse a un cierto tipo de herramientas, también presupone que cualquier parlante de su lengua utilizará esta misma palabra para referirse a un martillo" - explican los autores del estudio, Marc Colomer y Núria Sebastián Gallés.

En cambio, en el experimento en el que las dos chicas hablaban lenguas diferentes, solo los bebés que crecían en entornos bilingües esperaban que la chica que hablaba catalán o español entendiera lo que le estaba diciendo la húngara. Esto demostraría que los bebés bilingües esperan que las personas puedan entender más de una lengua (incluso aunque esta no sea conocida por ellos), mientras que los monolingües esperan que los demás también lo sean.

En resumen, los investigadores han comprobado que a los 14 meses tanto los bebés bilingües como monolingües entienden que el lenguaje es una compleja herramienta de comunicación que permite compartir información en diversas lenguas, si bien sus predicciones sobre quién puede comunicarse con quién variarán en función del entorno en el que se críen (bilingüe o monolingüe).

Entender que el lenguaje es una herramienta de comunicación y entender en qué condiciones permite transmitir información es fundamental para desarrollar las capacidades que los bebés necesitan para empezar a comunicarse y comprender su entorno

Fotos | iStock

Vía | Universitat Pompeu y Fabra

En Bebés y Más | "El bilingüismo en casa puede instaurarse sea cual sea el nivel de los padres", hablamos con Miriam Eslava, directora de English and Families, Los niños bilingües son más flexibles para aprender

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios