Compartir
Publicidad

Así da Trump la bienvenida a los niños: la impactante portada de Time y la historia detrás de la foto

Así da Trump la bienvenida a los niños: la impactante portada de Time y la historia detrás de la foto
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La actualidad ha estado marcada esta semana por la dramática situación de los niños que son separados de sus padres en la frontera de Estados Unidos. La política de tolerancia cero del gobierno de Trump exige que quienes ingresen de forma ilegal al país deben ser detenidos y que si han llegado acompañados de algún menor, los niños deben ser separados de sus familias. Hemos oído las angustiosas grabaciones de niños llorando tras ser arrebatados de sus padres, sin saber qué será de ellos.

A pesar de que Trump ha dado marcha atrás y firmó ayer un decreto para evitar la separación de las familias migrantes, un reflejo de la falta de humanidad de su política es la portada de julio de la revista Time, de las más críticas y duras que ha publicado en los últimos años. En ella vemos a una niña migrante que llora frente a un Trump que la mira desde arriba, impidiéndole el paso y sin conmoverse en absoluto ante su sufrimiento. Junto a la imagen, el irónico titular "Bienvenida a América".

Con este cambio, a partir de ahora los niños que entren al país con sus padres de forma ilegal podrán quedarse con ellos en los centros de detención de inmigrantes. Pero, ¿quién repara el trauma por el que han tenido que pasar más de dos mil niños que fueron arrebatados de sus padres? ¿qué les espera a todos estos niños y a los que a partir de ahora llegarán huyendo de la violencia, la pobreza y las guerras en sus países de origen?

La historia detrás de la foto

Se nos estruja el corazón al imaginar lo que puede llegar a sentir un niño al ver cómo detienen a su madre o a su padre frente a sus ojos, e inmediatamente los separan sin volver a saber nada más de ellos. Están completamente solos en un país que desconocen y permanecen encerrados en grandes jaulas junto a otros niños igual de solos que ellos. Nadie puede siquiera tocarlos o consolarlos.

Si lo viésemos en una película nos dejaría completamente destrozados, pero lo peor es que sucede en la vida real y en el "país de las libertades", supuestamente. No hay película, todavía, pero sí hay una impactante foto que ha sido captada por el fotógrafo y premio 'Pulitzer' John Moore, quien lleva un par de años capturando la dura realidad de los migrantes que intentan llegar a la frontera.

Public response to the photographs of this scared little girl from Honduras has been overwhelming for me to see. I thought I would share the images that led to the key moment that touched many of you, as it did me. A Honduran asylum seeker, age 2, cries as she and her mother are taken into custody by federal agents near the US-Mexico border. The mother said they had been traveling for a month to reach the United States. They had just crossed the Rio Grande from Mexico and were then transported to a US Customs and Border Protection processing center. The Trump administrations zero tolerance policy for undocumented immigrants calls for the frequent separation of parents and children while their cases for political asylum are adjudicated, a process that can take months - or years. This is a series of photographs I took while on a ride-along with the Border Patrol in Texas Río Grande Valley last week. #gettyimages #undocumented #gettyimagesnews

"Como padre, esta fotografía fue especialmente difícil para mí", expresó el fotógrafo John Moore.

La que vemos en la foto es una niña hondureña de dos años cuya madre fue detenida por agentes federales cerca de la frontera entre Estados Unidos y México. El fotógrafo explica que acababan de cruzar el Río Bravo desde México cuando la detuvieron, y que posteriormente sería transportada a un centro de procesamiento de Protección Fronteriza.

"La política de "tolerancia cero" de la administración Trump para inmigrantes indocumentados exige la separación de padres e hijos mientras se resuelven sus casos de asilo político, un proceso que puede llevar meses o años", explica el fotógrafo. “Todo lo que quería era encargarme de ella, pero no pude”, añade.

Esta es una de la serie de fotografías que tomó mientras viajaba con la Patrulla Fronteriza en el valle del Río Grande, en Texas.

Más información | Time

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos