Relojes, mandos, juguetes... las pilas de botón invaden nuestros hogares: conoce sus riesgos y cómo evitarlos

Relojes, mandos, juguetes... las pilas de botón invaden nuestros hogares: conoce sus riesgos y cómo evitarlos
Sin comentarios

La búsqueda de gadgets y dispositivos que nos hacen la vida cada vez más fácil es ya una constante en nuestros hogares. Tanto es así, que incluso los más peques se han acostumbrado a convivir con ellos. Desde mandos para las puertas, relojes o básculas de cocina, hasta los propios juguetes de los niños, la mayoría de ellos tienen un elemento en común: el uso de pilas de botón de litio como fuente de energía.

Es más, con la tendencia del mercado a fabricar dispositivos con diseños cada vez más pequeños y delgados, la venta de pilas de botón crece cada vez más. Aunque este tipo de pilas tengan multitud de ventajas de lo más interesantes, es frecuente tener ciertos reparos a contar con elementos tan pequeños en casa cuando nuestros hijos están en sus primeros años de vida.

Eso sí, con las prácticas adecuadas dentro del hogar y la Tecnología Baby Secure de Duracell, podremos reducir las probabilidades de riesgo casi en su totalidad.

Las pilas de botón: lo que se esconde bajo dispositivos y juguetes

Duracell Juguetes Pilas Ninos

Cualquiera que utilice objetos en casa como calculadoras, cámaras, reproductores de audio portátiles, aparatos de control remoto incluso tarjetas de felicitación con efectos de sonido sabe que su funcionamiento es posible gracias a este tipo de pilas.

No obstante, con la infinita curiosidad que caracteriza a la infancia, es muy normal sentirse preocupado por posibles accidentes. Y es que evitar que nuestros hijos sientan interés por lo que se esconde bajo sus juguetes o los objetos que usamos los adultos es inevitable. Pero sí que podemos intentar minimizar los riesgos con técnicas como los estímulos de distracción o con productos pensados para edades tempranas.

Cuando pasar más tiempo en casa no minimiza los riesgos

Duracell Teletrabajo Despistes Pilas Boton

Este ha sido un año en el que muchas familias han descubierto las ventajas del teletrabajo y de pasar más tiempo en casa. Sin embargo, también ha sido el año en el que muchos papás y mamás se han hecho expertos en eso  que los anglosajones llaman multitasking. Sortear reuniones por videollamada con los deberes de mates de los peques, cocinar mientras revisamos informes o buscar el mejor entretenimiento para los niños y, a su vez, terminar de escribir ese mail tan importante ha sido una labor de titanes, que ha demostrado la capacidad para hacer malabares que tienen muchos padres.

Aun así, aunque sabemos que con niños es casi imposible permitirse el más mínimo despiste, hay ocasiones en las que la concentración en otras tareas juega malas pasadas. A veces, alzamos la vista del ordenador y nos damos cuenta de que nuestros hijos andan toqueteando objetos cotidianos como nuestro reloj o el mando de la smart TV.

Ninos Objetos Boca

Si a ello le sumamos que los más pequeños tienen la costumbre de llevarse todo a la boca y, si consiguen extraer las pilas de botón de estos objetos, las pueden ingerir por accidente, la cosa se vuelve un asunto serio.

Por suerte, marcas como Duracell se han propuesto velar por la seguridad de tus hijos con una alternativa para la pilas de litio  que combina un packaging adaptado con la nueva tecnología exclusiva Baby Secure y otras características de seguridad que nos ayudarán a seguir nuestra rutina sin sustos

Diseño y tecnología exclusiva para evitar sustos en casa

Tecnologia Duracellok

En efecto, uno de los grandes avances que ha hecho la compañía para evitar estas ingestas accidentales es la tecnología Baby Secure, un adhesivo rociado con el sabor más amargo del mundo que va incorporado a las pilas y se activa al contacto con la saliva. Se tata de una solución que recurre a los instintos más naturales de los peques, quienes escupirán la pila nada más introducirla en su boca, por lo que podremos sentirnos más tranquilos cuando caigan en sus manos objetos tales como mandos, básculas o relojes.

Y es que, al igual que los dispositivos que contienen las pilas de botón de litio nos hacen la vida más fácil, la tecnología y diseño de las mismas pueden ser la mejor solución para proteger a nuestros hijos. Duracell, la marca por excelencia de pilas de alto rendimiento nos ofrece un producto pensado en exclusiva para cuidar de nuestros peques y eliminar riesgos indeseados en casa.

De hecho, está planteado para impedir accidentes desde que adquirimos las pilas hasta que las insertamos en cualquier dispositivo, lo que dobla su eficacia. Junto a la tecnología Baby Secure, el pack de venta ha sido concebido para evitar aperturas accidentales, por lo que solo es posible sacar las pilas con la ayuda de unas tijeras. Asimismo, incorpora una pegatina de seguridad en la parte trasera y una advertencia grabada en la parte superior de la pila para que los padres recordemos en todo momento que deben estar fuera del alcance de los niños.

¿Qué más podemos hacer para garantizar la seguridad de los peques?

Aunque innovaciones como las de Duracell dan un paso en la seguridad de estos elementos frente a accidentes repentinos, con los niños nunca hay que bajar la guardia. Permanecer las 24 horas vigilando lo que hacen no solo es inviable, sino que incluso puede mermar su afán de conocimiento e interés. Lo que sí podemos hacer es prestar atención a pequeños detalles con antelación y poner en práctica algunos de estos consejos.

Duracell Riesgos Hogar Peques

Aleja los elementos que contengan pilas de botón

Si bien es cierto que los avances de Duracell nos van a hacer sentir más seguros, lo mejor es guardar siempre los packs de pilas en lugares aislados y evitar que utilicen dispositivos que las contengan sin uestra supervisión. También podemos hacerles entender que no son objetos aptos para niños e intentar distraerlos con otro estímulo similar, como un juguete mecánico que emule a una báscula de cocina o un reloj analógico para que aprendan la hora.

Escoge juguetes con cierre de tornillo

Si nos decantamos por juguetes que contengan pilas de botón, es importante comprobar que el cierre del compartimento donde van las pilas tenga algún sistema de seguridad, como un tornillo. Es mejor descartar los que van con apertura de palanca, porque los peques tendrán más facilidades para abrirlos. Si el sistema requiere de un destornillador, siempre recurrirán a la ayuda de un adulto.

No acumules pilas a la vista de los peques

Es frecuente coleccionar pilas en botes de cristal o cajas para llevarlas más tarde a un punto de reciclaje. Es una práctica muy recomendable, pero es mejor si evitamos que el bote esté a la vista (o al alcance) de los niños. No hay nada más llamativo que un recipiente repleto de pilas plateadas de muchos tamaños.

Utiliza fundas o protectores para tus dispositivos diarios

En el mercado existen fundas y protectores hechos con materiales como plástico o silicona que son perfectos para proteger objetos como mandos para puertas o relojes. En el caso de que los objetos lleguen a manos de los peques, este tipo de fundas funcionarán como una capa más para evitar que los niños accedan al interior del dispositivo. También podemos recurrir a soluciones algo menos estéticas pero muy prácticas para sellar los cierres de las pilas, como la cinta americana.

Manipula las pilas de botón con discreción

Al cambiar las pilas, es conveniente no manipularlas delante de los peques. Si tenemos que incorporarlas a un juguete de regalo, mejor hacerlo antes de envolverlo y en calma. No hay nada que guste más a los niños que poder encender su nuevo juguete nada más abrirlo y, con esta estrategia, podrán disfrutarlo de inmediato y sin riesgos.

Imágenes | Duracell, Pexels/Polesie Toys, Pexels/Gustavo Fring, Unsplash/Colin Maynard, Pexels/Tatiana Syrikova

Inicio