Publicidad

La inventiva de una madre: cómo convertir una herida en un disfraz de Harry Potter

La inventiva de una madre: cómo convertir una herida en un disfraz de Harry Potter
Sin comentarios

Publicidad

Uno de los súperpoderes de los padres es hacer que las pupas de nuestros hijos duelan menos. Una buena dosis de caricias y besos analgésicos son la mejor cura en esos casos, incluso más efectivos que la homeopatía, dicen.

Y también la inventiva, como la que ha tenido una madre de Vallejo, California, hace maravillas a la hora de tranquilizar a los peques. Ha tenido la divertida idea de convertir una herida en la frente de su hijo en un disfraz de Harry Potter.

A Ayden, su hijo de cuatro años, le encanta jugar, saltar y moverse, como a todos los niños de esa edad. Hace unos días saltó sobre una pila de ropa limpia que había encima de su cama y se golpeó la frente con el borde de la cama. haciéndose un pequeño tajo.

Afortunadamente no hizo falta que le cosieran la herida, pero el niño estaba tan avergonzado que no quería enseñarla, por lo que a su madre se le ocurrió convertirla en algo que realmente molara para que su hijo pudiera aceptarla mejor.

Como al niño le encanta disfrazarse, no tuvo más que pensar. Cogió un rotulador rojo y la utilizó para dibujar el característico rayo que lleva el personaje en su frente. Para completar el disfraz añadió unas gafas de pasta redondas.

Vía | Buzzfeed

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir