Compartir
Publicidad
Publicidad

Nuevo libro de Javier Urra: "¿Que ocultan nuestros hijos?"

Nuevo libro de Javier Urra: "¿Que ocultan nuestros hijos?"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Javier Urra, psicólogo que ocupó el cargo de Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid, ha publicado un libro con el título "¿Que ocultan nuestros hijos?"

Se presenta como el informe que nos cuenta los secretos de los adolescentes y lo que callan sus padres. Pese a no estar dedicado a los niños de las edades que fundamentalmente atendemos en Bebesymás, me ha parecido muy interesenante presentarlo. Pues la confianza mutua se basa en lo que hagamos ahora, cuando son pequeños.

La obra analiza 5.000 repuestas obtenidas a una encuesta por él elaborada, de hijos y padres de las distintas regiones de España, tanto de colegios privados, públicos, como de institutos, y tanto del mundo urbano como del rural. Analizando estos datos el autor descubre los secretos que guardan los adolescentes, las mentiras y los temas tabú en las familias, lo que callan también sus progenitores.

Su objetivo es ayudar a tomar conciencia sobre que la comunicación entre padres e hijos, en confianza y respeto, es fundamental. Habrá temas que es muy difícil que los muchachos cuenten a sus progenitores, especialmente cuestiones sobre el sexo olas drogas, ya que posiblemente nunca se creó un clima de confianza y apertura de diálogo en ellos.

He leído las primeras páginas del libro, y su postura, aunque en ocasiones he disentido de las afirmaciones de Javier Urra en algunos temas, me parece de imprescindible consideración. Hablar con los niños, desde pequeños, confiando en ellos y contándoles también nuestros errores y frustraciones, las experiencias de nuestra infancia y adolescencia, cimentará que puedan acudir a nosotros cuando lo necesiten.

Y me ha venido a la memoria la entrevista que se realizó al pediatra Carlos Gonzalez que terminaba dicendo, cuando le preguntaban sobre el "método Estivill" : "Estivil, al autor, propugna dejar al niño llorar un día un minuto, luego tres, cinco... Sí, el sistema funciona. Al cabo de unos días ya no se despierta a media noche ni se molesta en meter ruido porque sabe que sus padres no van a venir. Pero, después de unos años, ¿cómo pretenden esos padres que su hijo les confiese que se droga si desde los dos años le han enseñado que no le van a hacer caso? "

No podemos ser padres perfectos ni podremos evitar que los adolescentes nos oculten cosas, porque eso también es parte de su crecimiento y su intimidad, pero lo único que podemos hacer es cimentar su confianza en nosotros. Si nuestros niños, desde bebés, saben que siempre que nos necesitan acudiremos sin juzgarlos ni dominarlos, posiblemente algún día, cuando tengan 15 y un problema, no temas acudir a sus padres a contárselo.

Más información | El Mundo En Bebés y más | El arte de educar En Bebés y más | Los chavales de hoy en día son los que menos afecto reciben de la Historia, por Carlos González

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos